El primer producto biocompatible a nivel mundial.

La empresa Parx Plastics lanza sus primer saniconcentrado para los fabricantes en Europa y Estados Unidos, para fabricar productos de auto-desinfección con una propiedad antibacteriana de hasta el 99%.

La tecnología desarrollada por Parx Plastics es la primera solución antimicrobiana del mundo que no utiliza productos químicos como el triclosán o metales pesados como la plata, ni utiliza biocidas, nano-partículas, sales cuaternarias o cualquier otra sustancia nociva.

La propiedad antimicrobiana se consigue utilizando uno de los oligoelementos más importantes en el cuerpo humano: el elemento traza, presente en nuestros alimentos, esencial para un sistema inmunológico saludable y para la creación y mantenimiento de las células, el pelo, las uñas y la piel.

La seguridad absoluta está garantizada no sólo por la biocompatibilidad, sino también porque la tecnología no migra. La propiedad antibacteriana es el resultado de un cambio intrínseco y no de sustancias de lixiviación – extracción de materia soluble de una mezcla mediante la acción de un disolvente líquido-. La superficie de un producto se vuelve hostil a las bacterias por medio de una total acción física y mecánica.

Los primeros materiales en producción en masa que se están trabajando en las instalaciones italianas de la compañía, son un Sani-ABS y un Saniconcentrado, basado en el copolímero de Eastman Tritan. Estos son los grados uniformes que se utilizan como un vehículo para incorporar la tecnología que se mezcla en un 3% con un material de la misma clase. La mezcla obtenida da a luz a un producto con una propiedad antimicrobiana de hasta el 99%.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te interesa

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar