fbpx
Top

El sector automotriz en línea con la Industria 4.0

En su artículo, Enrique Araiza, director de Manufactura de Ford de México, nos habla cómo la Industria 4.0 integra elementos y tecnologías de vanguardia en el sector automotriz.

Cuando hablamos de revoluciones industriales que producen grandes cambios no sólo en la economía, sino en el estilo de vida de las personas, es difícil no pensar en la aportación que Henry Ford le dio al mundo. A partir de la línea de producción en serie –originalmente llamada “línea en movimiento”–, la industria evolucionó adaptando nuevas tecnologías, las cuales nos llevaron a una nueva etapa conocida como “Industria 4.0”.

Esta Industria 4.0 brinda ecosistemas digitales que hacen más flexibles e interconectados los procesos de manufactura. Además, permite conocer datos significativos en tiempo real gracias a la implementación del Internet de las Cosas (IoT). En este sentido, Ford de México es considerado uno de los principales jugadores de la industria, al invertir e implementar tecnologías con las que es posible conocer y plantear cambios estratégicos para estar siempre un paso adelante en innovación.

Sobre este punto, es importante mencionar que, en un mercado globalizado, la tecnología es un aliado estratégico para la industria Automotriz, ya que a través de ésta, no sólo se mejoran los procesos de manufactura, sino que también se cubren las necesidades actuales de las personas en términos de movilidad. 

Entre la innovación implementada por la compañía se encuentran, por ejemplo:

1) Robots colaborativos: A diferencia de los robots “tradicionales”, estos trabajan “de la mano” con el personal técnico, sin que esta interacción implique algún riesgo en la seguridad, puesto que son “muy sensibles” a cualquier movimiento humano. 

Se utilizan en la línea de ensamble que requiere gran precisión y ayudan a que las tareas sean más fáciles, seguras y rápidas. Además, complementan a los colaboradores y reducen el riesgo de lesiones, liberándolos para realizar trabajos de mayor valor.

2) Manufactura Aditiva: Gracias a la impresión 3D, las especificaciones de una pieza se transfieren del programa de diseño a la computadora de la impresora. El dispositivo imprime una capa de material a la vez y las apila gradualmente en un objeto 3D terminado.

Cabe destacar que, en el laboratorio de la planta de Chihuahua, al querer cambiar o probar una nueva pieza de un motor, se puede producir en cuestión de días un prototipo o un componente de ensamble conocido como “picture”. Por el contrario, bajo el esquema anterior, la producción del mismo componente o prototipo requería meses de espera y trabajo, haciendo la producción más lenta.

3) Exoesqueletos: Integramos estas herramientas para mejorar la ergonomía en las estaciones de trabajo y reducir la fatiga y lesiones que eran características del oficio. Con esta tecnología se logra una eficiencia mayor y se asegura el bienestar del personal, por lo que actualmente se utiliza en las plantas de Cuautitlán y de Hermosillo.

Apuesta para grandes resultados

Con cada una de estas tecnologías se obtienen múltiples beneficios en los procesos de ensamble, como seguridad, calidad y eficiencia de producción. 

Tomando como ejemplo la realidad aumentada, que desde hace un par de años utilizamos en nuestras plantas en México, hemos reducido alrededor del 25% el tiempo requerido para hacer un cambio dentro de una planta. 

Pero los beneficios van más allá: en cada cambio para los vehículos se ahorra el 20% del costo y, sin dejar de lado la seguridad, esto ayuda a identificar procesos potencialmente peligrosos y ajustarlos previo al inicio de producción; de ahí que nuestros colaboradores sean pieza clave.

Antes de empezar la estrategia de renovación, en Ford buscamos la opinión de más de mil trabajadores de la línea de producción que nos ayudan a identificar las tareas más adecuadas para los nuevos robots.

Cambios que llevan tiempo

Sin lugar a duda, la transformación tecnológica conlleva grandes retos, como la adaptación del capital humano a las nuevas incorporaciones. Por ese motivo, a fin de que puedan desempeñar sus labores de manera segura y eficiente, la capacitación y el desarrollo constante son nuestra prioridad.

De forma adicional, la integración de nuevo personal –con perfiles actualizados– adquirió un papel importante en el proceso de migración hacia la Industria 4.0, por lo cual, encontrar a nuevos candidatos cada vez se vuelve un reto mayor. 

No obstante, nuestro equipo entiende las necesidades y se acerca con distintas universidades para desarrollar perfiles educativos actualizados: conocimiento y habilidades de vanguardia que le permitan al alumno ingresar más fácilmente al mundo laboral.

Otro de los desafíos es la adaptación de nuestra línea de trabajo, pues la mano de obra será trasladada a procesos que requieran la supervisión del personal; en otras palabras: mano de obra mejor capacitada y mejor pagada.

La Industria 4.0, en efecto, es disruptiva en todos los ámbitos, ya que evolucionó cada aspecto de la vida: personal y profesionalmente, logrando un mayor desarrollo de la sociedad y de las industrias, a la vez que brinda la oportunidad de agilizar procesos y comunicaciones en un mundo conectado y cambiante.

Ante un panorama como este, y haciendo honor a nuestra historia, al actualizar constantemente nuestros procesos, además de capacitar a los colaboradores, el objetivo de Ford es hacer que todos podamos llegar más lejos, lo que nos sitúa en una posición privilegiada para brindar a los usuarios lo que ellos buscan y necesitan, sin dejar de lado la tecnología, la seguridad y el confort.

 

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar