IndustriaNoticiasProcesosTermoformado

¿El termoformado IML es más sostenible que el moldeo por inyección?

Greiner Packaging ha desarrollado una técnica para termoformar vasos con IML que resulta más sostenible que el moldeo por inyección tradicional.

¿Puede el termoformado con etiquetas en molde (IML) ser más sostenible que el moldeo por inyección? La compañía Greiner Packaging desarrolló una técnica para termoformar vasos con IML que requiere menos material, es más liviano y es más reciclable que vasos IML similares producidos mediante moldeo por inyección.

Además, la lámina utilizada en el proceso de termoformado para hacer el vaso puede incorporar propiedades de barrera, lo que puede extender la vida útil de los alimentos envasados ​​y ayudar a reducir el desperdicio de alimentos, según explicó Sebastian Eisenhuber, Gerente de Grupo de Producto Global.

Greiner Packaging ofrece varias soluciones de barrera, que aumentan la protección contra el oxígeno o la luz y, por lo tanto, hacen que los alimentos duren más”, aseguró Eisenhuber. “Nuestra solución de barrera preferida es una combinación de PP-EVOH-PP, a la que llamamos tecnología multibarrera (MBT). Es difícil hacer una declaración general sobre cómo las soluciones de barrera extenderán la vida útil de un producto, ya que esto depende de muchos factores además del empaque, como las condiciones de llenado y el tipo de llenado en sí».


Te puede interesar: Reciclado: la Madurez de lo verde


La compañía informó que desarrollará soluciones de empaque basadas en las necesidades individuales de sus clientes para lograr la mejor protección para los productos de sus clientes

Más allá de IML basado en moldeo por inyección

El proceso IML normalmente se utiliza en combinación con la tecnología de moldeo por inyección. Los vasos IML termoformados son más sostenibles en varios aspectos, según explica Philipp Maurer, director de cuentas clave de Greiner Packaging.

Por ejemplo, se requiere menos plástico para producir vasos termoformados, lo que ahorra recursos y hace que los vasos sean más livianos y menos costosos de transferir. Esto requiere menos emisiones de dióxido de carbono durante el transporte.

Además, el vaso y la etiqueta están hechos de polipropileno (PP), una construcción monomaterial que es muy fácil de reciclar. Las soluciones de un solo material también son posibles con PET. Cuando es posible, Greinier Packaging intenta utilizar material reciclado, aunque el uso de material reciclado mecánicamente para aplicaciones alimentarias está limitado debido a estrictos criterios de aprobación. Actualmente, solo el rPET cumple con esos requisitos.

Durante el etiquetado en molde, se inserta una etiqueta en el molde de termoformado que da forma al producto y forma un vínculo sólido con el producto terminado. El modelado y la decoración se realizan en un proceso único y eficiente.

El termoformado logra una reducción de peso del 25 %

Después de invertir en un molde de prueba, Greiner Packaging puede fabricar vasos termoformados IML (T-IML) de 500 mililitros con un diámetro de 95 milímetros. Al cambiar del moldeo por inyección al termoformado, el peso del vaso se redujo de 15 a 11,4 gramos, una reducción del 25 %.

T-IML es una forma de decoración de empaques especialmente de alta calidad, dijo la compañía. Se pueden aplicar efectos decorativos mate, rugoso, brillante o suave al tacto, y el contenido impreso es de calidad fotográfica y «visualmente excepcional», dijo Maurer. “Las soluciones de empaque de IML son extremadamente efectivas para atraer la atención de los consumidores en el punto de venta.

“En Greiner Packaging, estamos comprometidos con una economía circular y queremos adoptar un enfoque amplio para que eso suceda”, agregó Maurer. “Con nuestros nuevos vasos T-IML que usan menos material y son fácilmente reciclables, encapsulan exactamente lo que esperábamos lograr”.

Greiner Packaging es un fabricante europeo líder de envases de plástico en los sectores alimentario y no alimentario. Sus dos unidades de negocio incluyen Packaging y Assistec. La unidad de Packaging se centra en soluciones de embalaje y la unidad de Assistec se dedica a la producción de piezas técnicas personalizadas. Greiner Packaging emplea a una fuerza laboral de casi 4900 personas en más de 30 ubicaciones en 19 países de todo el mundo. En 2020, la empresa generó ingresos por ventas anuales de 692 millones de euros (783 millones de dólares), incluidas empresas conjuntas, lo que representa aproximadamente el 35 % de las ventas totales de Greiner.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Translate »
GDPR Cookie Consent with Real Cookie Banner