AP99ProcesosTermoformado

En termoformado sobresale el mercado de alimentos

En entrevista para Ambiente Plástico, David Antonio Yano, directivo de Y&L PET Manufacturing, nos habla de las oportunidades y los desafíos del termoformado. 

Actualmente, el rPET (Polietilén Tereftalato reciclado) “es uno de los materiales de más volumen en todo el sector”, destaca David Antonio Yano, director general de Y&L PET Manufacturing, quien comenta que una gran mayoría de fabricantes en el ramo del termoformado se nutre de lámina reciclada, puesto que la industria tiene la posibilidad de regenerarlo, aditivarlo y volverlo a utilizar. 

De acuerdo con el directivo, es un producto noble. Y los mercados a los que Y&L PET Manufacturing accede son los de exportación, como también ocurre con la lámina virgen de la compañía, que cada vez se abre más camino en los Estados Unidos. 

“Cumplimos con la 21 CFR, en nuestros productos y también con la Proposal 65 B de California, que es una de las proposiciones que, si no la cumple el producto, no se puede comercializar en ese estado”. 

Oportunidades en el mercado 

En relación con el termoformado tradicional, sobresalen las aplicaciones de domos para berries, pastelería y también para la industria Automotriz, donde la compañía busca impulsar el uso de materiales biodegradables, en función de cumplir con las nuevas reglamentaciones que giran en torno al tema sustentable. 

“Actualmente tenemos dos líneas de extrusión a capacidad instalada de 400 toneladas mensuales; podemos ofrecer extrusiones sencillas y coextrusiones; las coextrusiones generalmente las hacemos con PETG y PET virgen, o PETG y rPET. Otra de las combinaciones que ha dado buen resultado es el PET virgen coextruido con rPET, para tener un producto más sustentable y con los requisitos de la FDA (Administración de Medicamentos y Alimentos, por sus siglas en inglés), al ser una resina 100% virgen en sus capas externas”.

Cabe mencionar que el PET biodegradable de Y&L PET Manufacturing posee un seguro ecológico. En otras palabras, se biodegrada en un periodo no mayor a cinco años. Sin embargo, brinda al consumidor la opción de reusar y, a la industria, su reciclaje. “El seguro ecológico se activa sólo en caso de que el material llegue a un tiradero municipal o vertedero”. 

Si bien el mercado ha aceptado esta solución, para el gobierno no aplica del todo, debido a que, bajo sus estándares, promueve la biodegradabilidad en un lapso no mayor a un año.

“Entiendo que el PLA (Ácido Poliláctico) podría ser una alternativa. Nosotros no producimos lámina de PLA porque resulta difícil conseguirla. También, por otro lado, el costo es cuatro o cinco veces más que la resina 100% virgen de PET, no hay abasto y tenemos la gran desventaja de que dificulta el reciclado cuando se combina con el PET”. 

El riesgo que se aproxima, advierte David Antonio Yano, será encontrar productos similares a los de PET elaborados con los de PLA en los residuos, razón por la que se echará a perder una gran cantidad de PET que podría servir para reciclarse; es decir, no se podrá utilizar el PET como un subproducto para la industria del Termoformado

Y&L PET Manufacturing, S.A. de C.V., empresa especializada en la fabricación de láminas para conversión y termoformado, ofrece extrusiones, coextrusiones, lámina biodegradable, lámina 100% virgen y rPET.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Translate »