Top

¿Es propicio dejar el plástico para regresar al vidrio?

Estudios revelan que una botella de vidrio causa más impacto medioambiental que una de plástico.

Los envases de plástico han alcanzado un punto crítico en su historia. Nunca antes se había hablado tanto sobre reducir, o incluso dejar de usar el plástico para envasar alimentos y bebidas.

De acuerdo con SIPA, empresa italiana que diseña, fabrica y vende tecnologías para la producción, llenado y envasado secundario de envases de PET (Polietilén Tereftalato), en la industria se sabe que estos materiales ofrecen grandes ventajas, como mantener los alimentos frescos.

No obstante, el resultado de tirar de manera irresponsable los residuos sólidos urbanos (RSU) está causando repercusiones a nivel global.

Ante este panorama, aunque algunos evocan con nostalgia aquellos días en que los envases rígidos estaban hechos de vidrio o metal, y mientras que en los supermercados se presumen actualmente pasillos “libres de plásticos”, la consigna social descuida un factor clave en sus reflexiones: a los océanos también llegan envases de metal y vidrio, que por su peso terminan en el fondo del mar.

Todo eso, sin considerar que para producir una botella de vidrio se necesita mucha más energía que para fabricar una de plástico.

Retos 

La legislación a nivel mundial también está cambiando la estructura general de la industria. Al respecto, la Comisión Europea asegura que la economía circular transformará la manera en que los productos plásticos son diseñados, empleados, producidos y reciclados.

Sin embargo, a pesar de los objetivos sostenibles que grandes empresas se han fijado hacia el año 2025, mucho de la economía circular sigue siendo teoría, ya que varios de sus conceptos no han sido probados. Por lo cual, solo poniéndolos en práctica se sabrá cuán realistas son.

 

 

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar