Materias PrimasTecnologíaTermoplásticos

¿Estamos preparados en México para la revolución 5G?

5G, no es otra cosa, sino la quinta generación de las tecnologías y estándares de comunicación inalámbrica. La herramienta conectará de manera instantánea smartphones, casas, automóviles…, ¿nos encontramos listos para su implementación? 

5G, o la quinta generación de las tecnologías y estándares de comunicación inalámbrica, alcanzará conexiones con tiempos de respuesta nunca antes experimentados por el usuario y hará que cualquier objeto pueda conectarse a una red móvil. 
De acuerdo con el estudio Perspectivas de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) sobre la economía digital 2017, y según los pronósticos de una de las principales compañías en el desarrollo de procesadores, incluida en dicha investigación: Los coches totalmente autónomos producirán 4,000 GB de datos por día para 2020. 
En este sentido, por los materiales empleados en la fabricación de las antenas inalámbricas: transparentes a las frecuencias de radio, la información viajará con una rapidez sin precedentes, lo que mejorará por mucho la experiencia y la calidad de los servicios a nivel mundial y, en este sentido, todo apunta a que en México no nos quedaremos atrás. 
¿Qué significa esto para el país? Que con tecnología 5G se abre la posibilidad de tener 100 veces más dispositivos conectados a la red, además de permitir movilidad autónoma con velocidades de 500 km/h. 

Materiales clave para esta evolución 

Como uno puede imaginar, lograr estos objetivos requiere de infraestructura inteligente y de materiales que, en términos de comunicación inalámbrica, promuevan resistencia. 
Es así como, la quinta generación de tecnologías inalámbricas recurrirá, sin duda, al Policarbonato (PC), por tratarse de un termoplástico resistente a los impactos y al calor, y por su transparencia óptica; una de tantas cualidades que lo diferencian de materiales como el metal o el vidrio.
Actualmente, el PC es utilizado en una amplia gama de aplicaciones eléctricas y electrónicas y ahora, en el campo de la tecnología 5G, puesto que también es robusto, ligero, transparente a las frecuencias de radio y adecuados al proceso de moldeo por inyección (lo que permite una libertad en el diseño). 
En un escenario como este, jugadores, como Covestro, aportan, por ejemplo, al  nuevo entorno de comunicación digital. La empresa, especializada en la producción de PC de alto rendimiento, amplía el alcance en temas de cobertura digital a partir de soluciones que se adaptan a entornos específicos. 
Definitivamente, en este contexto digital –con altas tasas de transferencia–, el diseño de los teléfonos inteligentes tendrá un impacto significativo: Las antenas para esta tecnología requerirán más espacio, por lo que las soluciones metálicas utilizadas hasta la fecha serán reemplazadas en el futuro por cerámica, vidrio o plástico.
 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Translate »