IndustriaNoticias

Estudiantes del Tec de Monterrey crean bioplástico con residuos de piña

Con este desarrollo se aprovecha la abundancia de este fruto en México, país en el que, de acuerdo con la Secretaría de Agricultura, se produjo un millón 209 mil toneladas de piña en 2020.

Utilizar plástico biodegradable es uno de los principales objetivos de distintas industrias y en México, un grupo de jóvenes estudiantes del Tec de Monterrey, Campus Puebla, han logrado desarrollar un bioplástico a partir de residuos de un fruta tan popular como la piña.

Adolfo Martin Vidal Ruiz, Eduardo Méndez Loranca y Omar Vallejo Medrano, estudiantes de Ingeniería en Biotecnología, conforman Celal-Mex, la compañía creadora de este innovador material. Los estudiantes relataron que trabajan en una forma original cuando un accidente propició el descubrimiento del nuevo material, un bioplástico que se degrada en tan solo 3 meses.

“Descubrimos el hilo negro de un nuevo bioplástico que no existe en México ni en todo Latinoamérica. Nos llamó la atención que uno de los retos más grandes -cosecha tras cosecha- es la gestión de residuos. Tan sólo en la piñera con la que trabajamos genera 480 toneladas de residuos orgánicos al año, sin contar los residuos del mulching”, señaló Adolfo Vidal.


Te puede interesar: Estudiante del Tec de Monterrey crea un plástico biodegradable


La clave está en el mulching

El mulching, explicó el Tec en un comunicado, es una práctica que consiste en recubrir los terrenos de cultivo con un plástico negro (HDPE). Se trata de una etapa vital para garantizar los cultivos y que con el nuevo bioplástico podría ser ahora con un menor riesgo de generar desechos que sean manejados de forma incorrecta.

Estudiantes del Tec de Monterrey crean bioplástico con residuos de piña

En la agricultura se utiliza para prevenir el crecimiento de hierbas que absorben los nutrientes de las piñas, se recubren las hectáreas de cultivo con un plástico similar al de una bolsa de basura negra. Una vez finalizado este crecimiento, se remueve la capa y se desecha para colocar una en buen estado.

“Estamos preparando una propuesta de inversión para la construcción de una planta industrial en Veracruz que producirá 24 toneladas de celulosa de piña mensualmente. Además impulsaremos cuatro productos hechos a partir de residuos orgánicos, dos de esos productos son la celulosa y el bioplástico para el mulching. Queremos traer la verdadera revolución verde en México”, señaló Eduardo Méndez.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Translate »
GDPR Cookie Consent with Real Cookie Banner