IndustriaNoticias

Gusanos que comen plástico: ¿una solución para el problema de residuos?

¿Pueden los gusanos ayudar a disminuir el problema de la acumulación de residuos plásticos? Una investigación de la Universidad de Stanford demuestra que sí.

Los plásticos han moldeado la vida moderna. Convirtieron al mundo en un lugar más limpio, más práctico y han formado una barrera saludable contra los microorganismos, pero al mismo tiempo, el manejo inadecuado de sus residuos ha provocado un grave problema ambiental.

Actualmente científicos, industrias y desarrolladores trabajan desde diversos frentes para reducir la contaminación plástica. Desde la Universidad de Stanford, en Estados Unidos, un equipo de científicos trabaja con gusanos de la harina que son capaces de comer ciertos plásticos.

BASF y New Energy obtendrán aceite de pirólisis de neumáticos de desecho

Los gusanos que comen plástico

Estos gusanos, en su etapa larvaria, pueden alcanzar un crecimiento de más de 2 cm de largo y los investigadores buscan replicar los procesos que les permiten descomponer ciertos plásticos para replicarlos a gran escala.

De acuerdo con el equipo investigador, entre tres y cuatro mil gusanos de harina son capaces de comer en una semana un taza completa de espuma de poliestireno. El secreto está en las bacterias que viven en sus entrañas, capaces de romper el plástico.

Según explicó Anja Malawi Brandon (candidata a doctorado en la Universidad de Stanford) a la CNN, los gusanos pueden excretar la mitad del poliestireno que consumen, material sumamente común en los empaques y envases, como dióxido de carbono y el resto en partículas parcialmente digeridas.

Desechos de los gusanos podrían convertirse en alimento para ganado

La investigación de la que Brandon formó parte mostró que al comer poliestireno, los gusanos de la harina excretaban un retardante de llama que a veces se agrega al plástico. Eso significaba que el químico tóxico no se acumulaba dentro de los gusanos de la harina, por lo que no pasaría por la cadena alimentaria si se usaran como alimento rico en proteínas para ganado como pollos y cerdos.

Investigaciones adicionales lograron aislar las bacterias que comen plástico que se encuentran en las tripas de los gusanos de la harina y las han cultivado fuera del gusano de la harina.

«Curiosamente, las bacterias que identificamos no son bacterias nuevas y desconocidas; son bacterias que se han asociado con la descomposición de otros contaminantes ambientales antes», explicó Brandon a CNN.

«Demuestra que en el entorno adecuado, estas bacterias ya conocidas son capaces de degradar el plástico», continúa. «Esto significa potencialmente que otras bacterias que se sabe que descomponen de manera fortuita otras sustancias químicas podrían descomponer los plásticos en las condiciones adecuadas».

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Translate »