AP101EnvaseTop

Impacto del nuevo etiquetado frontal en bebidas y alimentos

La modificación a la NOM 051 tiene como objetivo concientizar al comprador sobre lo que está consumiendo, pero ¿cómo afectará a la industria de productos alimentarios en medio de la crisis provocada por el COVID-19?

El 30 de noviembre de 2020 concluyó oficialmente el periodo de transición ofrecido a las empresas para sumarse al etiquetado frontal en bebidas y alimentos que se comercializan en México. La modificación a la NOM-051 cambia las etiquetas en envases a fin de advertir de forma clara y veraz sobre el contenido nutrimental de estos productos. En medio de la crisis sanitaria provocada por el COVID-19, sin embargo, actores de la industria siguen cuestionando la polémica medida.

Con datos del 2019, al menos un 68% de los hogares consumen algún tipo de conserva de alimentos, asevera Jonás Murillo, director general de la Cámara Nacional de la Industria de Conservas Alimenticias (Canainca). Como señala el directivo, se registre o no una estación favorable para el campo, estos alimentos están distribuidos en todo el país, y están disponibles para el consumidor, independientemente de su capacidad económica.

Mercado de envases de plástico flexible tendrá un valor de 131,7 mil mdd en 2022

Durante el webinar, ‘Etiquetado frontal de alimentos y bebidas no alcohólicas en México, una realidad para abordar con conocimiento, organizado por Expo Pack México y Mundo PMMI, el portavoz de la Canainca destacó que el año pasado se obtuvieron 8 millones de toneladas de producto procesado del campo y del mar, lo que supuso un incremento de 1.2% respecto del año anterior.

De acuerdo con Jonás Murillo, la producción de alimentos en conserva de la industria mexicana ronda los 140 mil millones de pesos (crecimiento cercano al 3%), mientras que las ventas que genera el sector ascienden a 115 mil millones de pesos (crecimiento de un 2.3%). Las diferencias entre la producción y las ventas son muy importantes, subrayó, “porque es lo que va a dar ese marco que nos permite tener abastecimiento continuo, independientemente de las cosechas, de las lluvias o de que haya un huracán, el alimento ya está preparado para el mercado”.

Impacto del nuevo etiquetado frontal en bebidas y alimentos
La modificación a la NOM-051 entró en vigor en todo el país

Oportunidades y grandes desafíos para el etiquetado frontal

Según datos de la Canainca, el 86% de las exportaciones de la industria se centra en los Estados Unidos, en un principio, por la cercanía entre México y el país vecino del norte y, en segundo lugar, porque el mercado anglosajón norteamericano es un gran consumidor de productos mexicanos.

En Europa, Centro y Sudamérica distribuimos un 8%, un 4% para cada uno y, en el resto del mundo, un 6%”. El mercado está en pleno crecimiento, “generamos alrededor de 40 mil empleos directos”.

En relación con la distribución, explicó que ésta se logra, principalmente, a través de dos canales: el autoservicio, y los mayoristas y distribuidores, siendo estos últimos los que permean por todo el país, llegando a más de un millón de tienditas de las que viven más de 5 millones de familias, mismas que –advirtió– se verán impactadas como consecuencia del nuevo etiquetado.

1 2Página siguiente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Translate »