AP101EnvaseTop

Impacto del nuevo etiquetado frontal en bebidas y alimentos

La modificación a la NOM 051 tiene como objetivo concientizar al comprador sobre lo que está consumiendo, pero ¿cómo afectará a la industria de productos alimentarios en medio de la crisis provocada por el COVID-19?

La idea del etiquetado frontal es concientizar al consumidor

El sello de la NOM-051

Desde el punto de vista de la Canainca, la modificación a la NOM-051 para alimentos y bebidas no alcohólicas en México, afecta tanto al consumidor como a las mismas empresas. A decir del experto en la industria de Alimentos, la norma no suma para mejorar la salud del consumidor.

Creemos que más que una norma que informa es una norma que da opinión, los sellos de advertencia no dicen cuánto de nutrimento crítico tiene un producto, el mismo sello lo tiene un empaque de un tamaño pequeño que uno grande. No está dando una información que realmente ayude a tomar decisiones oportunas respecto al consumo, más bien lo que está haciendo, es intentar espantar al consumidor”.

El especialista considera que una etiqueta no tiene que ser necesariamente un papel adherido a un envase; “en muchos casos el propio envase es la etiqueta, tenemos el pouch, que son sistemas nuevos, tenemos sistemas más tradicionales como el vidrio grabado, la lata serigrafiada…, más allá de un papel o un plástico pegado o un envase, una etiqueta es muchísimo más”.

Cabe señalar que la modificación de la norma se publicó en el mes de abril, para su entrada en vigor en octubre, y en este periodo de cambios surgió “un problema añadido” para las empresas del sector: el COVID-19.

Las empresas mandan a todo su personal que no es de operación a casa, entonces, los equipos de mercadotecnia, los equipos de diseño están divididos, ya no se pueden sentar en la misma mesa, todos están en su casa, eso retrasa profundamente el avance para generar y para diseñar una nueva etiqueta”.

Finalmente, en un contexto de crisis sanitaria, y de la normativa en torno al etiquetado frontal de alimentos y bebidas no alcohólicas en México, “los almacenes se llenaron de productos, se afectó la producción y la distribución”, y algo que es mucho más importante, concluyó Jonás Murillo, “…la alimentación de los mexicanos”.

 

 

 

Página anterior 1 2

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Translate »