Impresión 3DIndustria 4.0Procesos

Impresión 3D transforma sector manufacturero

La impresión 3D cambia la forma de diseñar, fabricar, implementar y hasta vender los productos finales.

Un sinnúmero de compañías enfrentan actualmente diversos desafíos: el Home Office, cadenas de suministro colapsadas y fuertes caídas en la demanda de productos, lo que ha impulsado la transformación en las operaciones a través de las nuevas tecnologías 4.0, incluyendo la Impresión 3D.

Las nuevas tecnologías proporcionan mejoras significativas de velocidad y rentabilidad. La impresión 3D se ha utilizado con éxito para la fabricación de prototipos de componentes y piezas, pero no solo eso, ingenieros y diseñadores apuestan cada vez más por la implementación de la impresión 3D en operaciones generales, tanto como una alternativa, como un complemento a los métodos tradicionales.

Los fabricantes adoptan cada vez más la tecnología FDM (Fuse Deposition Modeling, por sus siglas en inglés) debido que es una buena alternativa a las tecnologías de manufactura tradicionales, como el moldeo por inyección y el mecanizado para piezas de bajo volumen y personalizadas. 

Beneficios de la Manufactura Aditiva

Entre los beneficios, se pueden ver la mejora y el desarrollo de nuevos productos, acelerando los tiempos de comercialización y disminuyendo los tiempos de producción y costos entre 70 y 90%. También, con la implementación de esta tecnología, se logra satisfacer demandas de clientes que antes eran imposibles.


Te puede interesar: Equidad de género en la Industria Manufacturera


Un ejemplo de esta implementación, es la empresa Nova Tech Engineering (NTE), con sede en Minnesota, la cual produce maquinaria automatizada para ser utilizada en criaderos avícolas de todo el mundo. Una parte clave del éxito de la empresa ha sido su capacidad para personalizar sus máquinas para gestionar numerosos tipos, razas y tamaños de aves. Sin embargo, a medida que el negocio creció, el costo de mecanizar numerosas variaciones de piezas se volvió cada vez más ineficiente, costoso y un obstáculo para el crecimiento. 

Gastábamos mucho tiempo y dinero en el mecanizado de piezas, lo que resultaba perjudicial para nuestra eficiencia operativa general”, señala el Diseñador Mecánico, Jacob Rooney. “Actualmente utilizamos impresoras 3D para diversas aplicaciones, como prototipado rápido, creación de moldes de fundición, termoformado, plantillas, fijaciones y fabricación de piezas de uso final”.

La compañía NTE antes de usar FDM, tardaba cerca de cuatro semanas en producir 10 portadoras de 12 piezas, a un costo de 45 mil dólares. Hoy, producirlas toma tres días, a un costo de 1,500 dólares; un ahorro de tiempo del 89% y un ahorro en costos del 97% para un diseño de una sola pieza. Por lo que esto prueba y justifica rápidamente la inversión de la impresora 3D.

Carlos Ramírez, Territory Manager de Stratasys México agregó “Estamos seguros que la Manufactura Aditiva cambia la forma de diseñar, fabricar, implementar y hasta vender los productos finales». 

Impresión 3D transforma sector manufacturero

Para más información visite: www.stratasys.com/mx

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Translate »