I+D+IIndustria 4.0Negocios y Capital Humano

Impulsa la inteligencia artificial entornos de trabajo orgánicos 

Por Omar Alejandro Aquino Bolaños, Sales Director para Latinoamérica de MiR

Si bien los robots usan sensores y algoritmos para navegar de manera segura incluso en entornos dinámicos, no pueden aplicar esta información sensorial para la toma de decisiones avanzadas. De modo que el siguiente paso en la evolución de los AMR es la adición de inteligencia artificial (IA) para aumentar las capacidades de los robots móviles inteligentes.

La IA hará que estos robots sean aún más eficientes, aumentará el rango de tareas que pueden realizar y reducirá la necesidad de adaptaciones del entorno de trabajo para acomodarlos.

La transición a IA

Hoy en día, los robots móviles usan sensores y software para el control (definir dónde y cómo debe moverse) y la percepción (permitir que comprenda y reaccione a su entorno). Los datos provienen de escáneres láser integrados, cámaras 3D, acelerómetros, giroscopios y codificadores, entre otros, para producir las decisiones más eficientes en cada situación. Estas tecnologías brindan a los AMR muchas de las capacidades ya implementadas en los automóviles actuales.

Los robots pueden navegar dinámicamente utilizando las rutas más eficientes, tienen conciencia ambiental para evitar obstáculos o personas en su camino, y pueden cargar automáticamente cuando sea necesario.

El enfoque estándar de un AMR es apropiado en casi todas las situaciones, pero de la misma manera que la IA impulsa nuevas capacidades para automóviles autónomos y drones inteligentes, también está listo para cambiar drásticamente la robótica.

La inteligencia artificial en robots móviles autónomos se centra en el aprendizaje automático y los sistemas de visión. Las cámaras estáticas MiR AI Camera estratégicamente ubicadas permiten a los robots MiR prever obstáculos en sus rutas, por lo que pueden redirigir anticipadamente para una navegación optimizada.

Interacción con el entorno 

Mobile Industrial Robots (MiR) impulsa avances en IA en robots móviles y establece nuevas expectativas de la industria. Las innovadoras capacidades de inteligencia artificial mantienen los protocolos de seguridad de los robots e impulsan una eficiencia mejorada en la planificación de rutas y la interacción ambiental.

La inteligencia artificial se implementa en algoritmos de aprendizaje avanzados en el software del robot, así como en cámaras remotas conectadas que se pueden montar en áreas de alto tráfico o en los caminos de carretillas elevadoras u otros vehículos automatizados.

Las cámaras están equipadas con computadoras integradas pequeñas y eficientes que pueden procesar datos anónimos y ejecutar sofisticados programas de análisis para identificar si los objetos en el área son humanos, obstáculos fijos u otros tipos de dispositivos móviles, como los AGV.

Preocupaciones 

La IA todavía es lo suficientemente nueva como para generar inquietudes en torno a la seguridad y la privacidad de los datos que se capturan y utilizan. Las preguntas clave para los clientes cuando consideran los sistemas impulsados por IA incluyen: ¿Dónde y cómo se almacenan, protegen y procesan los datos?, ¿cuánto tiempo se almacenan los datos?, ¿qué información de identificación personal se captura?, ¿qué mecanismos de seguridad de respaldo existen?

Si bien la seguridad en los sistemas robóticos de IA a veces se plantea como una preocupación, los mecanismos de seguridad principales de MiR son fundamentales para el robot y no pueden ser anulados por las decisiones de IA. Por ejemplo, los escáneres láser en el robot proporcionan datos para los sistemas de IA, y toman decisiones de seguridad fundamentales para evitar mecánicamente que los robots MiR continúen si hay personas u obstáculos en el camino del robot.

 

 

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar