SostenibilidadTop

Innovación: el impulso que el reciclaje necesita en México

En su artículo, Ricardo Silveira, gerente comercial Internacional de MbM Group, habla de la importancia del reciclaje en la economía circular.

Es famosa la frase «una ecología saludable es la base para una economía saludable», atribuida a la política norteamericana Claudine Schneider. Y lo es, principalmente, porque muestra la relación que hoy alcanza el cuidado al medio ambiente con la estabilidad financiera de cualquier país. Por ello, prácticas como el reciclaje son cada vez más populares, lo mismo en naciones de “primer mundo” como otras “en vías de desarrollo”.
Al respecto, la situación en México ha sido variada. De acuerdo con la Organización para la Cooperación y Desarrollo (OCDE), su tasa promedio de reutilización de materiales es de 20%; mientras que, a nivel nacional, alcanzamos un 9.6%; sin embargo, a raíz de la contingencia sanitaria, esta cifra podría cambiar favorablemente. Veamos por qué.
El reciclaje es una industria que en el país tiene amplias posibilidades de crecimiento. Al ser una de las estrategias de la Economía Circular, conlleva no solo un impacto ambiental positivo a largo plazo; sino también, ofrece beneficios financieros y sociales a las empresas en poco tiempo. Algo bastante útil en un contexto donde, más que nunca, es necesario eficientar presupuestos.
Por el tamaño de la economía mexicana, además de sus niveles de producción de artículos y su consecuente generación de residuos, es importante tener presente que aún hay muchísimo por hacer en temas de reciclaje: su legislación, integración en la cadena de valor, participación del consumidor y desarrollo tecnológico, son solo algunas de las vertientes que aún pueden mejorarse.
Sin embargo, con la pandemia –paradójicamente– la reutilización de materiales en el país comenzó a tener mayor relevancia. Y es que al quedarnos en casa generamos más residuos, lo que ha llevado a despertar una mayor conciencia acerca de este tema; aunque también, el reciclaje domiciliario se ha visto impactado negativamente ya que, por temor al contagio, preferimos el consumo de plásticos y elementos desechables de un solo uso.
Es en este panorama, donde nuestra industria tiene mucho que aportar para que las exigencias de la realidad post-COVID-19 no se conviertan en una nueva fuente de residuos contaminantes. Por ello, es tiempo de considerar la posibilidad de que estos artículos sean diseñados con una perspectiva circular desde su origen, evitando así un nuevo problema ecológico y sanitario.

MbM Group, empresa especializada en reciclaje

Desde nuestra propia línea de negocio, en la que desarrollamos y construimos elementos para punto de venta y cadenas de suministro a partir de residuos, la innovación es un factor fundamental. Por ello, nuestra producción se basa en crear sistemas de exhibición reutilizables, reconfigurables y sustentables.
Además, hemos incorporado micropartículas de cobre a los elementos que fabricamos, otorgándoles propiedades antibacteriales, antihongos y antivirales; mientras que trabajamos con diferentes tipos de plásticos (PP, PE, HDPE, PET, PAI, ABS) para la fabricación de exhibidores modulares para punto de venta, escudos faciales, mamparas protectoras y productos de menaje para el hogar.
Con todo, la innovación es el factor clave que puede impulsar la transformación total de la industria de reciclaje. Quienes participamos en ella, tenemos la posibilidad de convertir no solo la economía actual en una que haga más eficiente los procesos problemáticos; sino también, es posible promover prácticas realmente sustentables y circulares, a favor del medio ambiente y el desarrollo.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Translate »