IndustriaNoticias

Kautex moldea revestimiento PA de 320 litros para contenedores de hidrógeno

Esta es la primera vez que se produce un revestimiento para un contenedor de hidrógeno en este tamaño mediante moldeo por soplado.

Kautex Maschinenbau desarrolló con éxito un revestimiento de poliamida de gran volumen para recipientes a presión de hidrógeno mediante moldeo por extrusión y soplado.

El nuevo revestimiento tiene más de dos metros de largo (6,5 pies), con un diámetro de aproximadamente 500 mm (1,6 pies) y un volumen de 320 litros (84,5 gal). Según explicó la compañía, esta es la primera vez que se produce un revestimiento para un contenedor de hidrógeno en este tamaño mediante moldeo por soplado.

Los retos del revestimiento para un contenedor de hidrógeno

El hidrógeno presenta desafíos considerables en relación con la permeabilidad del material del revestimiento. Al ser la molécula más pequeña de la tabla periódica, el hidrógeno puede difundirse a través de prácticamente todos los plásticos. Las poliamidas especiales (PA) tienen las mejores propiedades de barrera. Sin embargo, debido a su baja complejidad y rigidez en estado fundido, estas variantes de PA han sido difíciles de procesar a esta escala mediante moldeo por soplado. Los PA recientemente desarrollados y una técnica de extrusión especial ahora lo han hecho posible.


Te puede interesar: Starlinger integra la planta de reciclado de PET más grande en Australia


«Producir un liner de este tamaño a partir de poliamida ha sido un gran desafío. El trabajo que estamos haciendo aquí es verdaderamente pionero ”, explicó Abdellah El Bouchfrati, Jefe de Desarrollo de Negocios de Compuestos, donde se desarrolló el nuevo revestimiento de hidrógeno.

Revestimientos para tamaños grandes

Desde hace algún tiempo, Kautex ha estado dedicando esfuerzos al desarrollo de recipientes a presión compuestos para diversas aplicaciones, como tanques de hidrógeno, GNC y GLP. Los tanques compuestos consisten en un revestimiento termoplástico; una parte de protuberancia, a la que se conecta la válvula; y un bobinado de fibra que añade resistencia mecánica.

Los contenedores y recipientes a presión (CPV) para hidrógeno generalmente están diseñados para una presión de operación de 700 bar y una presión de ruptura de 1750 bar. El revestimiento es un componente central: es la piel interna del tanque, que rodea el contenido y lo sella del exterior. El revestimiento está sujeto a grandes esfuerzos mecánicos y rangos de temperatura de -60 ° a 120 ° C (-140 ° a 248 ° F). La tecnología desarrollada por Kautex en cooperación con un fabricante de plásticos permite el moldeo por soplado de revestimientos de hidrógeno en tamaños con aplicaciones industriales.

«El tamaño del revestimiento que hemos logrado ahora es solo el comienzo. Confiamos en que, en el futuro, podremos utilizar este método para producir revestimientos considerablemente más grandes para recipientes a presión de hidrógeno ”, agregó El Bouchfrati.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
GDPR Cookie Consent with Real Cookie Banner