ChinaplasInyecciónProcesos

La calidad alemana se une a la agilidad china

KraussMaffei presentará una máquina de moldeo por inyección totalmente eléctrica de producción local.

La nueva inyectora eléctrica PX Agile –que cumple con los estándares de calidad mundial de KraussMaffei–, se fabrica en la nueva planta de Sanming. Gracias a la manufactura local, los clientes en China aprovechan los beneficios de las soluciones alemanas.

A decir de Hans Ulrich Golz, presidente del Segmento de Maquinaria de Moldeo por Inyección del Grupo KraussMaffei, tanto las PyMEs, como las grandes empresas, requieren cada vez de un mejor servicio técnico, así como de la actualización de software y la disponibilidad de refacciones.

Durante Chinaplas 2019, en el stand J41, sala 5.1, KraussMaffei lanzará al mercado los modelos PX Agile 80 y PX Agile 160, con una fuerza de cierre respectiva de 800 o 1600 kN. Ambos demuestran las ventajas de la estabilidad, precisión, tiempos de ciclo cortos y máxima flexibilidad para diversas aplicaciones.

Con estos equipos, y gracias a la tecnología Dynamic Mold Heating (DMH) –que deja obsoleto el esfuerzo técnico y financiero que representa la decoración adicional o la pintura secundaria–, es posible tener llamativos efectos de acabado en la superficie de la pieza final: sombreado de color, holograma, brillo o mate, sin la necesidad de un procesamiento adicional.

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar