fbpx
IndustriaNoticias

La producción de Negri Bossi en primera línea del COVID-19

Las piezas se caracterizan por ser de goma termoplástica, material flexible que las vuelve ergonómicas, cómodas y seguras. 

Tras ser el primer país en confinar a toda su población, Italia comienza a salir a las calles después de 60 días de cuarentena; con una cifra oficial de 30 mil personas fallecidas por COVID-19 y una economía paralizada, es momento de la responsabilidad ciudadana y acciones concretas por parte de las compañías para una pronta reactivación económica.

El líder italiano en máquinas de inyección, Negri Bossi lleva a cabo desde el 9 de abril en su planta de Milán, la producción de mascarillas faciales con dos de sus máquinas, para contrarrestar la propagación del virus.

La idea comenzó con el Gerente de Moldeo, Ruggero Galbusera y el Director de Operaciones, Maurizio Seregni; el proyecto fue inmediatamente aprobado y coordinado con logística para su distribución en la comunidad.

La pieza hecha de goma termoplástica, puede ser reutilizada gracias a la intercambiabilidad de la tela filtrante, con posibilidad de aumentar su nivel de seguridad con la inserción de un filtro de válvula de exhalación. Otra de sus características es la transparencia, por lo que no limitan el campo de visión y no producen que las gafas se empañen.

 

El molde fue diseñado en tiempo récord por ESISTAMPI, colaborador de la firma por muchos años, alcanzando una capacidad de producción de 500 máscaras por hora.

 

 

 

 

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar