IndustriaNoticias

LANXESS lanza su nueva Poliamida resistente a la flama para ciclos cortos

Durethan B30SFN31 es un retardante libre de halógenos especialmente adecuado para componentes de paredes delgadas que necesitan ser producidos en grandes cantidades a bajo costo.

Luego de que en los últimos meses el precio de la Poliamida retardante de flama 66 y los compuestos no reforzados con fibras de vidrio experimentaran un encarecimiento importante, LANXESS dio a conocer que ha desarrollado un material alternativo y rentable que puede ser moldeado por inyección en ciclos cortos.

La nueva Poliamida resistente a la flama, Durethan B30SFN31, es un retardante libre de halógenos especialmente adecuado para componentes de paredes delgadas que necesitan ser producidos en grandes cantidades a bajo costo, destacó LANXESS en un mensaje a medios.

De acuerdo con Alexander Radeck, experto en plásticos de flama retardante de LANXESS, el diseño de este material, que se puede fabricar en cualquier color, fue desarrollado y optimizado en estrecha cooperación con clientes de la industria eléctrica y electrónica (E&E) para aplicaciones específicas: para bloques de terminales a los que se conectan cables en placas de distribución de energía o armarios de control, por ejemplo.


Te puede interesar: LANXESS y BP impulsan materias primas «sostenible» para producción de plásticos


Utilizable en todos los colores

La empresa también precisó que el compuesto termoestabilizado cumple con los requisitos de la prueba de inflamabilidad UL 94 del instituto de pruebas estadounidense Underwriters Laboratories Inc. en todos los colores, logrando una excelente clasificación de V-0 para espesores de pared de 0,4 a 3,0 milímetros y se enumera en la tarjeta amarilla de UL en consecuencia («Todos los colores»). El color, se explica, constituye un elemento de diseño importante en muchas aplicaciones de E&E ya que, a menudo, se utiliza para identificar componentes con fines de seguridad.

Resistente al seguimiento, fluida y fácil de procesar

El nuevo termoplástico también ofrece una buena resistencia de seguimiento incluso a altas tensiones eléctricas. Esto último se refleja en un valor CTI (índice de seguimiento comparativo, IEC 60112) de 600 V que reduce el riesgo de cortocircuitos y defectos causados por corrientes de arrastre. Esto permite diseños de componentes más compactos.

De esta forma, los dispositivos son más pequeños, en línea con la tendencia de miniaturización. Uno de los puntos fuertes del compuesto es su alta elongación a la rotura, que es una medida de deformabilidad plástica bajo tensión mecánica.

Otro beneficio del material es su excelente fluidez de fusión. Esto es lo que permite que sea más fácil para los componentes de moldeo por inyección con geometrías muy delicadas, de paredes delgadas. En comparación con los compuestos de poliamida 66 ignífugos no reforzados, el material puede procesarse más suavemente a temperaturas más bajas.

Puede encontrar información más detallada sobre los compuestos ignífugos de LANXESS en www.flame-protection.lanxess.com

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Translate »
GDPR Cookie Consent with Real Cookie Banner