IndustriaNoticiasSostenibilidad

LANXESS lanza un pigmento para facilitar la separación de plásticos

LANXESS desarrolló un pigmento negro para colorear el plástico que refleja el 20% de la radiación del infrarrojo cercano.

El reciclaje y la reutilización de plásticos son uno de los principales objetivos para las empresas del sector y con esto en mente, LANXESS desarrolló un pigmento negro que facilita la separación de plásticos.

El pigmento negro Bayferrox 303 T de LANXESS colorea el plástico y refleja el 20% de la radiación del infrarrojo cercano (espectroscopia NIR), lo que permite identificar plásticos de manera eficiente y rentable con la ayuda de detectores NIR como los que ya habitualmente son utilizados para la clasificación de residuos.

“Con nuestro último pigmento negro podemos ayudar a aumentar la tasa de reciclaje de envases de plástico, que todavía es demasiado baja en todo el mundo», detalló el gerente del Segmento de Mercado Global de Plásticos en la unidad de negocios de Pigmentos Inorgánicos (IPG) de LANXESS, Stefano Bartolucci.


Te puede interesar: Solvay prueba su concepto para el proceso de reciclaje de PVDC


«Los envases de plástico pintados con negro de carbono, por otro lado, como se utiliza en gran parte hoy en día, no reflejan ninguna radiación y por lo tanto no se pueden detectar en las plantas de clasificación», aseguró Bartolucci.

Separación de residuos

La adecuada separación de los residuos es un paso clave en los procesos de reciclaje para producir materiales reutilizables. Este paso, sin embargo, suele ser caro y las dificultades para clasificar los residuos son, precisamente, las que contribuyen a que el índice de reciclado de plástico se mantenga en niveles bajos en todo el mundo.

Según explica LANXESS, los materiales compuestos y el plástico negro son particularmente difíciles de clasificar, al igual que las láminas que se pegan entre sí o las pequeñas bandejas transparentes hechas de PET. Es por estos que Bayferrox 303 T puede hacer una contribución decisiva al reciclaje de envases de plástico negro.

En las plantas de reciclaje automatizadas, la detección con infrarrojo cercano (espectroscopia NIR) se utiliza para clasificar rápidamente los desechos plásticos en diferentes tipos. Para ello, las cámaras infrarrojas se instalan sobre las bandas transportadoras en la mayoría de los casos.

Los envases de plástico negro no pueden identificarse correctamente por los sensores ópticos debido a su color y, por consiguiente, no pueden clasificarse. A diferencia de los pigmentos de negro de carbono utilizados en la industria del plástico, Bayferrox 303 T refleja la radiación infrarroja, permitiendo así la identificación con la ayuda de detectores NIR.

Como resultado, los artículos de plástico negro pueden identificarse mejor con el óxido mixto de hierro-manganeso y enviarse para su reciclaje.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Translate »