AP84

Las autopartes de México ganan mundo

 

México se posiciona ya como el sexto productor autopartes del mundo y este año alcanza un nuevo récord con un crecimiento del 6%.

Óscar Albín Santos, presidente ejecutivo de la Industria Nacional de Autopartes (INA), afirma que en México contamos con una manufactura de nivel internacional, la cual produjo ya 85 mil millones de dólares sólo en este año.

Ante esa magnitud, cabe destacar la participación del Sector del Plástico como un aliado indiscutible para llegar a las grandes ligas en la Industria Automotriz, ya que la manufactura de estos materiales participa de modo palpable en la fabricación de algunos componentes, sobre todo como nivel 2 y 3, y pone como ejemplo ser el principal fabricante de arneses en toda la región NAFTA, con una exportación de 8,000 millones de dólares.

“Definitivamente, el contenido de plásticos en los automóviles es cada vez mayor y no prevemos que vaya a haber un sustituto de este elemento en los autos del futuro”, asegura el presidente de la INA.

No obstante, explica nuestro entrevistado, se cree de manera equivocada, que es muy elevado el volumen de importaciones de piezas de plástico. “La realidad es que se importa lo necesario para hacer eficiente la fabricación automóviles en todo el mundo, ya que desde que se diseña una pieza, se define cual será el país donde se fabricará y de ahí se envía a las distintas plantas armadoras. No se trata de falta de abastecimiento local, es cuestión de eficiencia”, reitera.

En referencia a la renegociación del TLC, Oscar Albín menciona que las exigencias del gobierno de Estados Unidos son totalmente inviables, inalcanzables e inoperantes ya que exigen un contenido del 50% de piezas provenientes de su país en los próximos dos y tres años.

La buena noticia es que cuando se analiza el sector de autopartes en México, se puede asegurar que se ha convertido en indispensable para la industria automotriz de Estados Unidos y Canadá. “Si se cerrara la frontera con el país del norte, se paralizaría su industria automotriz”.

Desde su punto de vista, hace falta un mayor acercamiento entre los fabricantes de autopartes, los de materias primas y los transformadores, con el fin de ofrecer más y mejores alternativas de materiales y procesos que apoyen el desarrollo de la industria nacional, puesto que las armadoras buscan una reducción en peso, en energía y en costos.

Además de los materiales, el ingeniero Albín considera que el factor humano es indispensable. “Hoy en día tenemos falta de talento, por lo que debemos trabajar en conjunto para traer ese conocimiento a las escuelas y empezar a formar técnicos en plásticos y herramentales, para tener oferta suficiente, ya que sin ella no vamos a poder crecer como lo demanda el mercado”.

El futuro del automóvil será, en opinión de Albín, “el vehículo eléctrico, que tendrá la gran ventaja de ser mucho más ligero, pues no habrá motores, transmisiones, sistemas de escape y enfriamiento. Por lo que las empresas mexicanas deben ser eficientes, creativas y productivas. Somos grandes y hay que creérnosla”, finalizó.

 

Etiquetas
Close