ExtrusiónProcesos

Las extrusoras New Generation convencen a los nuevos clientes

Grupo Egger ha puesto su confianza en las extrusoras de battenfeld-cincinnati.

Desde hace dos años, Grupo Egger ha puesto su confianza en las extrusoras de doble husillo cónico de battenfeld-cincinnati, esto ha llevado a la creación de nuevos proyectos en conjunto.

El grupo familiar Egger, con sede en St. Johann en el Tirol, Austria, es una de las principales empresas de transformación de madera a nivel mundial. Actualmente la compañía cuenta con una facturación de 2 mil 800 millones de euros y 9,600 empleados y se ha convertido en uno de los fabricantes de cantos más importantes, principalmente para la industria del mueble.

Una alianza con futuro

Tras años de trabajo en conjunto y de fortalecimiento de los lazos como socios, hoy ambas empresas tienen nuevos objetivos y van por buen camino.

Para battenfeld-cincinnati esta alianza representa un gran logro, pues es la primera vez que uno de sus clientes procesa ABS en una extrusora de la serie Next Generation.

Actualmente en Turquía, unos 900 empleados producen cantos hechos de ABS y PVC en un total de unas 80 líneas de extrusión.

«Además de los dos materiales principales, ABS y PVC, que procesamos en proporciones aproximadamente iguales, también producimos una pequeña parte de cantos especiales de PMMA», explica el director técnico de la planta, Ender Celebi.

 «Nuestros cantos se venden en unos 70 países de todo el mundo”. Mientras que los cantos de ABS tienen más demanda en Europa Occidental y Central, los de PVC son comunes en Europa del Este y América del Norte.

Al elegir las nuevas extrusoras era muy importante para este transformador de plásticos que todas las materias primas pudieran ser procesadas en la misma línea.

«Procesamos varias formulaciones habituales con el cliente en nuestra planta piloto de Viena y fue así como pudimos convencerle de la capacidad de rendimiento de nuestras nuevas extrusoras cónicas para finalmente recibir el pedido de la primera máquina», señala el director técnico de battenfeld-cincinnati Austria, Dr. André Wieczorek.

El especialista en extrusión instaló la primera conEX NG 65 en Turquía en 2017. Allí, los componentes ya existentes y los diseñados por el propio cliente se combinaron con la extrusora para formar una línea completa. «En la práctica, la extrusora nos convenció tanto que pedimos varios modelos más, todos ellos idénticos”, afirma Ender Celebi elogiando a su nuevo proveedor de máquinas.

Las extrusoras conEX NG están presentes en el mercado desde hace unos tres años. Se basan en las probadas series Konos y conEX, pero, gracias a una completa revisión de la técnica de procesado, logran tasas de producción significativamente más altas con una enorme flexibilidad. Una larga zona de precalentamiento y un diseño optimizado del husillo aseguran una relación equilibrada de entrada de energía mecánica y térmica, de modo que no sólo se pueden procesar diferentes materiales, sino que también se pueden aplicar altas presiones en la hilera de hasta 520 bares.

Las extrusoras de la nueva generación se destacan por el poco espacio que ocupan, su bajo consumo de energía y sus bajos costos de inversión en relación con su alto rendimiento y están disponibles en los tres tamaños 42, 54, 65 mm.

También te puede interesar:

Capacitación 3D: El despertar de los futuros ingenieros

 

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar