AP107RelatosTop

Lentes de contacto: el plástico a la vista y la vista al plástico

Hoy se habla ya de los lentes de contacto electrónicos que permiten optimizar las capacidades médicas. También se habla de lente de contacto inteligentes para obtener una experiencia de realidad aumentada.

Hace unas semanas el buscador Google celebró con un Doodle* la invención de las lentes de contacto suaves. Recordó que fue Otto Wichterle, el creador de las lentes de contacto y recomendó a los lectores que “…cada vez que sostengas con la yema de un dedo esa blanda y transparente lentejuela que colocas sobre el ojo y ¡zas!, puedas ver con claridad, no estaría de más que le dieras las gracias a Otto Wichterle”, a quien Google conmemoró por su 108 cumpleaños.

Lentes de contacto: el plástico a la vista y la vista al plástico
Otto Wichterle, el inventor de los lentes de contacto

De origen checo, Wichterle, un químico renombrado, no sólo fue el inventor de las lentes de contacto suaves, sino que registró alrededor de 200 patentes en química orgánica, plásticos y biomateriales. Nacido en Prostějov en 1913, manifestó de joven un profundo interés en la ciencia y obtuvo su doctorado en química orgánica por el Instituto de Tecnología Química de Praga (ICT) en 1936. Trabajó un tiempo en una fábrica de zapatos, donde inventó una fibra de nailon de uso industrial, pero, a partir de 1948, Wichterle fue docente de química macromolecular en el ICT.

Asimismo, se enfocó en el desarrollo de un gel absorbente y transparente para implantes de ojo y, una década después, fabricó las primeras lentes de contacto suaves hidrófilas con un aparato de construcción casera. Pero esa hazaña, narrada por Google, es sólo una de las muchas que numerosos investigadores y médicos oftalmólogos han llevado a cabo para corregir la vista de millones de pacientes.

Te puede interesar: Rival del plástico: los hongos y los nuevos materiales

Por décadas, el trabajo de una larga hilera de pioneros fue considerado, sí, como una idea interesante, pero poco factible en la realidad. Las lentes de contacto de vidrio eran muy difíciles de fabricar, y muy caras, y su peso y grosor no facilitaba tolerarlas. Los bordes causaban daños oculares, y el material se rompía con frecuencia.

El plástico a la vista

A mediados del siglo pasado, aparecen unas nuevas lentes, no sólo de plástico, que ya era un avance, sino completamente diferentes a las rígidas que ya existían, debido a que, al contener agua dentro de la matriz plástica, lograban una mayor comodidad además de la posibilidad del paso de oxígeno a través de la lente hasta la córnea.

Lentes de contacto: el plástico a la vista y la vista al plástico
La I+D en la Industria del Plástico ha sido clave para la salud visual

En el futuro -y hay que poner en eso el ojo muy abierto-, asistiremos a una proliferación de aplicaciones tecnológicas en el campo de la contactología que, quizás, se aparten de su objetivo inicial de proporcionar una correcta agudeza visual (o de la cosmética, para que cambien el color de nuestros ojos), sino que sirva a propósitos médicos y liberen fármacos directamente en el ojo, o midan la glucosa de los diabéticos, o bien que tomen fotos con tan solo pestañear, o que con un zoom incorporado ayuden a amplificar la imagen o, mejor aún, nos doten de visión nocturna, térmica o infrarroja.

* Un Doodle es un diseño especial alusivo a cualquier situación que decora la página principal de Google. Es una distinción.

La corrección de la vista a lo largo del tiempo

1508

A Leonardo da Vinci se le ocurre la idea de las primeras lentes de contacto.

1636

El filósofo René Descartes diseña un pequeño prototipo con agua en su interior y una curvatura similar a la de la córnea, que permitía cambiar la forma de la visión al mirar en su interior.

1823

El astrónomo británico Sir John Herschel, sugiere la creación de una lente con la forma del ojo que se adapta al mismo.

1887

El médico suizo Adolph Eugen Fick ensaya unas lentes de cristal rellenas de líquido, realizando moldes con sus propios ojos. Busca corregir irregularidades corneales, colocándolas sobre córnea y esclera. Este cristal tenía potencia para corregir errores refractivos.

1889

La primera lente de contacto, como tal, la desarrolla el fabricante alemán de prótesis oculares (ojos artificiales de cristal) August Müller. Fue un pionero en la manufactura de lentes de contacto.

1927

Adolph W. Müller-Welt empezó a fabricar lentes esclerales de cristal soplado a mano en Stuttgart.

1936

En Estados Unidos, la firma Rhom & Haas fabrica por primera vez con Polimetilmetacrilato (PMMA), transparente lentes de contacto de veras prácticos.

1938

Se popularizan las lentes rígidas de PMMA, lo cual supone un avance extraordinario: el descubrimiento de los nuevos polímeros plásticos transparentes.

1940

  1. Obring se inspira y crea una lente de contacto escleral en plástico transparente.

1947

A K. Tuohy intenta hacer una lente de apoyo corneal, en vez de apoyo escleral, con diámetros de 11 a 12.5 mm, y espesores de alrededor de 0.4 mm.

1950

A G. Butterfield corrige uno de los problemas de las lentes de Tuohy, y añade las curvas periféricas a la superficie interna, para asemejarse a la curvatura de la córnea.

1952

Por fin, Otto Wichterle, el químico checoslovaco que se menciona en la introducción de este Plastirrelato, desarrolla materiales tipo hidrogel; de hecho, inventa un polímero llamado HEMA y lo emplea para crear una lente de contacto más flexible con un alto contenido en agua y con ello da un giro a la historia de las lentes de contacto.

1960

En los años 60 se descubre que quienes usaban lentes rígidas, cuando volvían a revisión, ¡tenían un menor problema visual! Ese fue el comienzo de la Orto-k, que moldeaba ligeramente la córnea.

1971

Gracias al nuevo material (al HEMA), la tolerancia mejoró de modo espectacular y el uso de lentes blandos se popularizó enormemente.

1980

A un oftalmólogo danés Michael Bay se le ocurre fabricar lentes blandas desechables (de hidrogel) con una nueva tecnología que abarata significativamente el costo de fabricación.

1987

A Vistakon (Johnson & Johnson) se le ocurre lanzar al mercado la primera lente desechable quincenal llamada Acuvue.

2021

Hoy continúa la evolución de los lentes de contacto, con un amplio espectro de materiales modernos. Pero se mantiene constante lo que siempre se le pide a una lente de contacto: corregir el error refractivo, ser confortable en el uso y causar el menor efecto adverso al ojo.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
GDPR Cookie Consent with Real Cookie Banner