AP93Tecnología

Logística y producción: El potencial de la digitalización

Por Dr. Reiner Friedland, Principal de Miebach Consulting GmbH

Las tecnologías digitales son omnipresentes. Sin embargo, la digitalización es mucho más que sólo fotos escaneadas o DVDs que reemplazan a los antiguos cartuchos VHS. Su uso ofrece un mundo de grandes oportunidades para la logística y la producción.

“Industria 4.0” se refiere a la creación de redes de personas, sistemas y objetos en tiempo real dentro de cadenas de valor optimizadas y para las empresas simplemente no hay forma de escapar del concepto.

El futuro próximo

El usuario final utilizará la realidad virtual para dar forma a su producto con escáneres láser, gafas VR (Virtual Reality) y guantes de datos. Al ensamblar el pedido del cliente, se completarán todos los procesos de preproducción y la logística proporcionará material, herramientas e información de manera eficaz.

Un sistema de transporte autónomo (SDTS, Self Driving Transport System, en inglés) seleccionará una estación específica de ensamblaje, porque el equipo y las características de los empleados son los que mejor se adaptan a la orden. El SDTS, la estación y módulos de ensamblaje colaborarán como un sistema físico cibernético (CPS, Cyber Physical System, en inglés) para tomar estas decisiones.

Los dispositivos de posicionamiento digital ayudarán a los empleados con el ensamblaje y un robot girará las piezas pesadas para garantizar que estén en la posición más ergonómicamente correcta.

Tras el ensamblaje y el control de calidad automatizado, el SDTS transportará el producto terminado directamente a embalaje y luego a la estación de carga automática. El cliente final se mantendrá informado del estado del producto y la dirección de entrega estará confirmada.

Las tecnologías de digitalización pronto serán compatibles con toda la cadena de cumplimiento de pedidos. ¿Pero cuáles de estas tecnologías ya están disponibles hoy?

Almacén

Además de los códigos de barras, los códigos QR (Quick Response Codes) son populares en los almacenes, ya que permiten identificar artículos sin necesidad de contacto. Los chips RFID (radio-frequency identification, en inglés) también son capaces de reconocer elementos incluso sin interferencia manual y, por su parte, los sistemas de cámaras pueden registrar características específicas (de superficie).

Los anteojos y relojes inteligentes guían a los empleados mientras completan las tareas de almacenamiento y selección, ayudan a prevenir errores y aseguran la precisión de los datos al registrar los cambios de forma inmediata. Las aplicaciones para teléfonos o las PC de tableta apoyan con estos procesos al iniciar y confirmar pedidos.

Transporte

Los montacargas autónomos facilitan la descarga de productos. El sistema de transporte los mueve dentro del almacén y alimenta las líneas de producción. Pueden navegar de forma inductiva, óptica o a través de un láser. Los drones ofrecen grandes ventajas, aunque, por cuestiones de seguridad, su uso es muy limitado.

Además de reducir las tareas de transporte manual, estos sistemas modernos tienen otras ventajas. La digitalización, en última instancia, significa que los vehículos de transporte podrán finalmente comunicarse entre sí como CPS. Ellos “comparten” las tareas y unen fuerzas cuando es necesario. En el nivel más avanzado de desarrollo, los vehículos estarán en comunicación con los sistemas de producción.

Planeación y control

El acceso a datos completos y actualizados mejoran la planeación y el control de la producción. Esto hace que ambas actividades sean más realistas, además de que eliminan reprogramaciones y re-priorizaciones costosas. También aumenta el cumplimiento de las fechas de entrega, y los tableros electrónicos en la planta de producción garantizan la transparencia de los pedidos.

Sombra digital

El llamado “digital shadow” o “twin digital” se refiere a un mapa constantemente actualizado que muestra el estado de los sistemas de logística y producción, así como del mismo producto.

Por lo tanto, es posible conocer el estado del pedido, la disponibilidad de la máquina, el inventario, las capacidades de transporte, la posición actual, el procesamiento y los defectos de calidad, entre otras, en cualquier momento.

Procesos primero, tecnología después

La digitalización genera una gran cantidad de datos (Big Data) casi imposible de almacenar y evaluar. Los servicios externos (computación en la nube) asumen cada vez más este desafío, al tiempo que ofrecen una seguridad de información de primer nivel.

No obstante, recordemos que tener las mejores tecnologías no significa nada si éstas se sobrecargan debido a procesos ineficaces.

 

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar