Impresión 3DProcesos

Se producen con manufactura aditiva piezas complejas para la industria Automotriz

El equipo Poli Racing utiliza la impresión 3D de Stratasys y competirá en la Fórmula SAE Brasil.

Creado en el 2008 por estudiantes de la Escuela Politécnica de la Universidad de São Paulo, el equipo Poli Racing utiliza la tecnología de impresión 3D de Stratasys para fabricar partes de su vehículo. Hasta ahora, se han producido dos tubos que dirigen el aire hacia la parte delantera del prototipo, para refrigerar los discos de freno delanteros.

De acuerdo con Pedro Takeuti Veiga de Castro, director de marketing, la manufactura aditiva tiene la ventaja de combinar formas más complejas con una fabricación más rápida, lo que permite diseñar piezas más ligeras y adecuadas para el uso de prototipos.

“Sin la impresión 3D, los tubos tendrían que fabricarse por medio de moldeo y laminado con fibra de vidrio, cuyo tiempo de producción tomaría una o dos semanas, contrario a la impresión 3D, que puede hacerlo en un solo día”.

Las piezas se imprimen en una 3D Stratasys F170 en filamento ASA, y se utilizarán en el prototipo 2019 del FP-11, que en noviembre competirá en la etapa de la Fórmula SAE Brasil en Piracicaba.

La competencia internacional es una prueba en la que los estudiantes de ingeniería crean, diseñan, construyen y conducen un coche de carreras. El evento que fue creado por la Society of Automobile Engineers (SAE) surgió en los Estados Unidos hace más de 40 años. En Brasil, la primera edición se llevó a cabo en el 2004, con el nombre Fórmula SAE Brasil.

 

 

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar