fbpx
ProcesosSoplado

Manufactura al servicio de la comunidad durante pandemia

Algunas empresas convierten temporalmente sus plantas manufactureras en fabricantes de mascarillas debido a la pandemia del COVID-19.

El fabricante alemán de maquinaria, Reifenhäuser Reicofil, transformó dos de sus plantas de prueba en fábricas de nuevo material para la protección de personal médico y pacientes de la pandemia de COVID-19.

La contingencia sanitaria mundial representa una oportunidad para algunos sectores. Hasta el día de hoy diversas industrias han ajustado su cadena de producción con miras a salvaguardar la salud de miles de personas.

El personal médico es de los más afectados, la escasez de equipo de protección y aparatos vitales ante la contingencia comienza a ser visible.

Por fortuna, la industria manufacturera suma esfuerzos y aumenta la producción de materiales en lucha contra el coronavirus.

Producción de material contra COVID-19

Un ejemplo es la transformación que la empresa alemana Reifenhäuser Reicofil, que acondicionó dos de sus plantas destinadas a pruebas de tecnología de no tejidos, transformándolas en productoras de mascarillas de non woven.

Con el brote de coronavirus estos centros operan en cuatro turnos, las 24 horas, los siete días de la semana. Diariamente se producen hasta un millón de mascaras y este ritmo continuará durante el periodo de la crisis sanitaria.

El material utilizado para la fabricación de los protectores se funde por soplado en el centro tecnológico de no tejidos de la compañía y al tener las mascarillas, éstas se destinan a organizaciones o empresas que se ofrecen a repartir a los hospitales.

Así, además de la entrega rápida de líneas para construir capacidades adicionales, hemos reducido drásticamente nuestros tiempos de entrega”, explica el Dr. Bernd Kunze, CEO de Reifenhäuser Reicofil.

Industrias se unen

La comunicación constante entre diversas empresas, organizaciones e instituciones gubernamentales es elemental en las acciones para prevenir el contagio y expansión de la pandemia de COVID-19.

Hasta el momento las industrias han creado grupos de apoyo con el fin de aseguran el suministro de materias primas y la fácil distribución de la ayuda.

Empresas automotrices también han transformado sus fabricas con el fin de generar productos como ventiladores y respiradores que se reparten en hospitales.

Las nuevas tecnologías, como la Impresión 3D, son fundamentales para la rápida producción de equipo médico, ya que no requieren la fabricación previa de un molde. De esta manera, diferentes sectores se suman a los esfuerzos para combatir los estragos de la pandemia.

También te puede interesar:

Industria del Plástico crea nuevos productos contra el COVID-19

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar