AP93Sostenibilidad

Manufactura “verde”

Un futuro con bajas emisiones de carbono

El cambio climático es indiscutible. Según estudios recientes el mundo está en una vía rápida para consumir los recursos de cuatro Tierras para 2050. Ante perspectivas de este calibre, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) advierte que las emisiones de CO2 tienen que reducirse casi a la mitad para 2030.

La manufactura “verde”, una tendencia industrial emergente con un futuro viable y a largo plazo, aborda estos desafíos a nivel sistémico. El concepto consiste, sobre todo, en transformar las prácticas comerciales y de fabricación, así como la mentalidad de las partes interesadas, para mitigar el impacto industrial del cambio climático y atenuar otras preocupaciones ambientales.

La Industria 4.0 y la Internet Industrial de las Cosas (IIoT) presentan nuevas oportunidades para desarrollar materiales sostenibles, descarbonizar energía, aprovechar la innovación digital –para hacer más con menos– y extender el ciclo de vida de los bienes dentro de un marco de “desperdicio cero a relleno sanitario”.

Los resultados de esta práctica se pueden sintetizar en cuatro puntos clave: 1) Uso reducido de recursos naturales y energía; 2) Menor huella de carbono en todo el mundo; 3) Avances tecnológicos que optimizan la eficiencia, así como la capacidad de recuperación y la sostenibilidad en todo el ciclo de vida de la fabricación, lo que incluye a la cadena de suministro; y 3) Construcción de una base sólida para una economía circular.

Nuevos materiales

Los sistemas de procesamiento se pueden mejorar. Además de emplear materiales electrónicos más sustentables, las compañías también pueden incorporar envases ecológicos, que llevan a un ahorro de energía del 40% y a una reducción del 90% en el agua que se requiere para la producción.

El camino hacia la manufactura “verde” es circular. Se mueve más allá del enfoque 3R de “reducir, reutilizar, reciclar” hacia un enfoque 5R: “reparar, reutilizar, renovar, re-fabricar y reciclar”.

En Schneider Electric, por ejemplo, nos comprometimos con la recuperación del 100% de nuestros residuos industriales para 2030. Sobre este punto es importante mencionar que, además de la recompensa ambiental, los modelos comerciales circulares nos proporcionan ingresos del 12%.

Innovación digital

Gracias a la tecnología IIoT y al desarrollo de dispositivos conectados inteligentes, los fabricantes son capaces de priorizar los proyectos de eficiencia de recursos junto con los objetivos de productividad. 

Los activos conectados a lo largo de una instalación pueden proporcionar información sobre el uso de energía en tiempo real e histórico, lo que permite a los industriales optimizar la energía y los recursos.

 

 

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar