AP92empresaEmpresas

Más allá de la resina reciclada de PetStar

La economía circular considera los impactos medioambientales.

Muchas de las actividades humanas generan un impacto ambiental negativo que compromete el desarrollo, no solo actual, sino de la vida a futuro, desde la contaminación por una mala disposición de residuos, hasta fenómenos como el Día del Sobregiro de la Tierra, que provocan que los recursos naturales no sean suficientes para cubrir las necesidades de hoy.

Actualmente, las empresas trabajan con un esquema económico lineal de “tomar, hacer, desechar” que llega al límite de su capacidad física. Por consiguiente, el desafío es crear productos más sostenibles e impulsar un modelo de economía circular capaz de mantener los materiales, productos y recursos en un ciclo continuo de desarrollo que conserve y mejore el capital natural, solución que ayudará a minimizar la generación de residuos.

Cradle to Cradle

Cradle to Cradle (de la Cuna a la Cuna, por sus siglas en inglés), es un Instituto que creó William Mc-Donough. El arquitecto lo describe como un concepto que se inspiró en la naturaleza en el cual no se contempla la producción de residuos, es decir, que una vez que un producto se use no termine en los ecosistemas naturales, sino que forme parte de la siguiente cadena.

Este año, la resina reciclada de PetStar (PetStar Reborn) es la primera en el mundo en recibir la certificación Cradle to Cradle, al cumplir con todas las características que atienden los temas: salud, ambiente, economía circular, energía renovable, uso responsable de agua y al valor social.

Ubicada en Toluca, Estado de México, PetStar, que tiene la planta de reciclaje de PET (Polietilén Tereftalato) grado alimenticio más grande del mundo, integra el concepto C2C en su Modelo de Negocio Sustentable al generar valor social, ambiental y económico congruente con las cinco categorías que promueve el instituto:

Seguridad y economía circular. PetStar Reborn es segura para la salud y para el ambiente, porque todos los días busca la mejora continua, la innovación y la eficiencia de los procesos que avala MBDC Material Health Assessment, ISO 9001 e ISO 22000.

También es un claro ejemplo de economía circular, ya que su proceso se integra desde la recolección de las botellas mediante ocho plantas de acopio, que se distribuyen a lo largo de la República, para el reciclaje de 3 mil 100 millones de botellas de PET al año, equivalente a llenar 2.4 veces el Estadio Azteca, las cuales se convertirán en 51 mil toneladas de PetStar Reborn que utilizan nuevamente los embotelladores, accionistas de PetStar y parte de la Industria Mexicana de Coca-Cola (IMCC) para fabricar nuevos envases de hasta un 100% de contenido reciclado.

Con esta iniciativa reafirman la campaña “Un Mundo sin Residuos” (World Without Waste) de la Compañía Coca-Cola, que tiene el objetivo global de recolectar y reciclar el equivalente al 100% de sus envases para el 2030 e incorporar en promedio 50% de contenido reciclado en sus botellas.

La botella azul de CIEL, es 100% de PetStar Reborn y tiene la posibilidad de regresar nuevamente a ser botella.

Energía renovable y agua

En la producción de PetStar Reborn se utiliza el 83% de energía renovable y se evita la emisión del 91% de CO2 contra la resina virgen; además, el agua que se emplea para el proceso se trata en sitio al 100% en una Planta de Tratamiento de Aguas Residuales.

Valor social

La firma genera 1,100 empleos directos y beneficia a 24 mil pepenadores y recolectores de PET. Además, brinda un reconocimiento a dichos grupos mediante iniciativas de inclusión, que les otorgan un rol formal dentro de la cadena de suministro a través del Modelo de Acopio Inclusivo PetStar, en el cual se promueven y respetan los derechos de niñas y niños a través de diferentes programas sociales, como el Centro de Desarrollo Integral Comunitario (CEDIC) ubicado en Toluca, y Mayama, en Guadalajara, que benefician a más de 600 hijos de recuperadores de PET con programas de salud, alimentación, educación y desarrollo de competencias para la vida.

También se promueve la educación ambiental con un Museo-Auditorio, en el que se reciben al año más de 14 mil visitantes, a fin de motivar la participación de todos los sectores en el reciclaje.

PetStar forma parte del compromiso de sustentabilidad de la Industria Mexicana de Coca-Cola. Sus accionistas son: Arca Continental, Coca-Cola de México, Bepensa Bebidas, Corporación del Fuerte, Corporación Rica, Grupo Embotellador Nayar y Embotelladora de Colima

Etiquetas

Te interesa

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar