AP95Envase

Menos puede ser más

Por Roberto Gálvez, director general de SP Films

A muchos nos gustaría adivinar el futuro y no nos damos cuenta de que ya lo tenemos justo frente a nosotros, avisándonos sobre el camino que debemos tomar. La advertencia tiene que ver con temas en torno a la sustentabilidad y las acciones de los grandes fabricantes de resinas y productos de consumo.

Sobre el primer punto, las iniciativas planteadas por gobiernos, empresas y diversas asociaciones, fijan un plazo hacia el año 2025: Uso eficiente de los recursos naturales, reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), una mejor gestión energética, salud y desarrollo de las comunidades locales.

Bajo este contexto, la Industria del Plástico buscará la reducción del costo de producción y los calibres, así como la simplificación y estandarización de estructuras, alargar la vida de anaquel de los productos envasados, mantener la experiencia sensorial del cliente y, entre otras cosas, el reciclaje.

Parece una tarea titánica, y lo es. Algunos de los grandes productores de resinas en el mundo han adquirido o se han aliado con empresas fabricantes de concentrados y compuestos.

Al respecto, surge una pregunta lógica: ¿Cuál es su interés? La respuesta es cumplir con las necesidades del mercado: Modificar las resinas que producen actualmente. Cambiar el arreglo de las moléculas, las matrices poliméricas y su cristalización a través de aditivos, cargas a nivel nano o ciertos tipos de recubrimientos.

En el mejor de los casos sería conseguir que, con un solo polímero, o con el menor número de ellos, se obtuvieran las mismas propiedades que proporciona la mezcla de varias resinas o capas, como en el caso de co-extrusiones y tri laminaciones. El desafío es lograr que el Polietileno (PE) o el Polipropileno (PP) cumplan con todas las bondades que hacen de un envase el producto ideal.

Como empresa, nuestra propuesta es simple: Permitir que una resina de uso general se comporte como una de especialidad mediante aditivos. En los siguientes años se fortalecerá la oferta, que hacemos nosotros, de concentrados y compuestos que desarrollen envases y embalajes que cumplan, si no con todas las expectativas, sí con la mayoría.

ENVASES FLEXIBLES

Los desafíos en este sector se identifican en aspectos como la resistencia térmica para el envasado automático, la barrera o la permeabilidad a los gases (agua, oxígeno, CO2, entre otros), mejores propiedades mecánicas y elásticas, sello y bio-polímeros.

Para resolver este rompecabezas habrá que ser muy ingeniosos. En la actualidad existen tecnologías avanzadas en sectores que pueden pagarlas, como las industrias de la Construcción y Electrónica. Migrar esas soluciones al segmento de envases o productos con menor valor agregado, podría ser la clave para resolver el crucigrama.

A fin de fortalecer las actividades de la industria, es importante hacer un alto y comprender cuáles son las variables de las resinas más importantes, del envase y del proceso de manufactura. Es controlar y modificar las actividades para llegar a la meta. El objetivo es saber el cómo y el para qué.

FACTORES A CONSIDERAR

Entender los fundamentos del plástico y los cambios en sus variables conduce a la innovación en el producto, así como en el proceso y en la materia prima, entre otros.

1) Variables de las resinas. Densidad, fluidez, peso molecular, propiedades mecánicas y elásticas, temperatura de fundido, ópticas, propiedades de barrera, polaridad. Cada una es susceptible de modificarse.

2) Variables del envase. Propiedades mecánicas, elásticas y de barrera a gases, coeficiente de fricción, temperatura inicial de sello, ventana y fuerza de sello, brillo, transparencia, calibre, gramaje, encogimiento.

3) Variables de proceso. Perfil de temperatura de extrusión, velocidad de enfriamiento, efecto de corte, relación de soplado, relación de jalado, amperaje de carga, tratamiento corona, tensión de embobinado.

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar