IndustriaNoticias

Mexicana crea un bioplástico a partir de cáscaras de naranja

Los bioplásticos son considerados por muchos como una de las principales alternativas verdes para la producción de materiales plásticos en todo el mundo.

No sólo las grandes empresas impulsan los principales proyectos en favor del medio ambiente. En México, Gisselle Mendoza Rocha, una joven estudiante de Economía en el Tec de Monterrey, creó un bioplástico a partir de cáscaras de naranja capaz de descomponerse en 90 días.

La joven de 21 años de edad, originaria de Zacatecas, es CEO y fundadora de Geco Technologies, startup dedicada al desarrollo de tecnología para la fabricación de bioplásticos.

La importancia de los bioplásticos

Los bioplásticos son considerados por muchos como una de las principales alternativas verdes para la producción de materiales plásticos en todo el mundo. Estos materiales no contienen sustancias químicas perjudiciales para el medio ambiente y cuentan con distintos grados de biodegradabilidad, por lo que apoyan en la eliminación de residuos.


Te puede interesar: Bioplásticos mejoran la huella sostenible en envases de pasta


La emprendedora regiomontana explicó que busca utilizar estos materiales paran sustituir los contaminantes producto del mal manejo de plásticos derivados del petróleo, residuos que, de no reciclarse, pueden tardar hasta mil años en desintegrarse en el medio ambiente.

“Estamos trabajando en el desarrollo de un bioplástico elaborado a partir del residuo de la naranja, de la cáscara y el bagazo, el cual es 100% biodegradable en aproximadamente 90 días y con potencial de aplicaciones en la industria biomédica, envasado y embalaje, alimentos y agricultura”, explicó la joven a Forbes.

Mexicana crea un bioplástico a partir de cáscaras de naranja

Bioplástico a partir de cáscaras de naranja

Giselle detalló que eligió la naranja  por el aprovechamiento de la celulosa y por su viabilidad a nivel tecnológico y comercial. La joven apunto que también eligió este cítrico por su abundancia en el país, el quinto productor de naranja a nivel mundial.

“Empecé a hacer alianzas con productores, para asegurar el costo casi nulo de la materia prima o a precios bajos por tonelada. En el mundo también abunda la naranja y ha surgido interés de otros países donde hay este cítrico. Es barata y de fácil adquisición…Es una tecnología matriz muy versátil, con aplicaciones futuras en la biomedicina, incluso puede servir como sustituto de piel para tratamiento de quemaduras y heridas o como sustituto de córnea, lo cual estamos explorando, pero es a largo plazo”, precisó.

Sustitutos de PET

La joven emprendedora enfatizó que el objetivo principal es fabricar un sustituto para los envases de PET y aprovechar las propiedades del bioplástico como flexibilidad y transparencia.

“Hay varias empresas grandes interesadas en el material. Una de ellas es la empresa más grande de productos desechables. Otra es generadora de botellas y existen varias empresas internacionales interesadas en la tecnología”, apuntó.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Translate »