EnvaseMercados

MULLER busca reducir el uso de materiales ante la escasez de resina plástica

La empresa trabajó con el fabricante de envases sueco Arta Plast para desarrollar un vaso de cartón renovable llamado Fiber Cup. Para asegurar una fuerte barrera protectora para productos alimenticios, el cartón está recubierto con una fina capa de Polipropileno (PP) en ambos lados.

MULLER, desarrolladora de tecnología de automatización y fabricación de herramientas para envases de plástico de pared delgada, dio a conocer que trabaja con propietarios de marcas y procesadores parea emplear estrategias que permitan hacer frente a los desafíos que planta la escasez de resina plástica en distintas partes del mundo.

La estrategia de colaboración busca mejorar la sostenibilidad de los envases de plástico hasta en un 30% mediante un peso ligero. Los últimos diseños de equipos de automatización de la empresa han reducido el consumo de energía hasta en un 40%.

“Nos tomamos muy en serio nuestra responsabilidad como administradores del medio ambiente y estamos comprometidos a ayudar a nuestros clientes a satisfacer las crecientes demandas de envases más sostenibles, al mismo tiempo que ayudamos a los clientes a superar la actual escasez de material causada por la tormenta de hielo de febrero que azotó la costa del Golfo”, explicó  Taras Konowal, director de ventas y marketing de Muller North America.


Te puede interesar: Precios de la resina plástica siguen al alza en EU


Escasez de resina plástica ¿cómo hacerle frente?

A fin de optimizar el uso de plásticos en la industria del embalaje, Muller está trabajando con propietarios de marcas líderes en Estados Unidos para desarrollar soluciones de cartón recubierto de polímero que brinden propiedades de barrera sólidas y una opción de empaque más sostenible y ecológica.

La empresa trabajó en estrecha colaboración con el fabricante de envases sueco Arta Plast para desarrollar un vaso de cartón renovable llamado Fiber Cup. Para asegurar una fuerte barrera protectora y frescura para productos como crema fresca, mantequilla y alimentos refrigerados, el cartón está recubierto con una fina capa de Polipropileno (PP) en ambos lados.

El resultado es un envase en forma de taza reciclable, de forma atractiva y con excelentes capacidades de impresión y diseño. “Este nuevo envase adopta un nuevo enfoque para mejorar la sostenibilidad al mismo tiempo que optimiza el uso de materiales plásticos”, dijo Konowal.

Durante un proceso de desarrollo, que tuvo una duración de dos años, el equipo del proyecto intercompañía refinó el proceso de moldeo por inyección y desarrolló una tecnología especializada de etiquetado en molde y en molde (IML). La taza a base de fibra reduce significativamente el uso de plástico y mantiene el producto fresco. El recipiente está sellado con una tapa de aluminio e incorpora una tapa estándar de PP.

Los propietarios de marcas líderes están considerando esta tecnología para una gama de productos lácteos que incluyen yogur, queso para untar y margarina en varios tamaños.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Translate »
GDPR Cookie Consent with Real Cookie Banner