AP102TopVidas

Neil Tillotson (1898-2001): La expansiva historia de los globos

En Plastividas queremos destacar en esta ocasión a Neil Tillotson, un emprendedor estadounidense que infló su creación del globo hasta llevarla a sus últimas consecuencias.

Hoy los globos son infaltables en cualquier fiesta y tienen una forma inolvidable. Son como balones, pero en forma de pera. Algunos tienen otras formas, alargadas o no, y pueden estar hechos de plástico aluminizado, o de caucho o látex. Por lo común, son inflados con gas, con helio o nada más con aire.

Pero ¿quién los inventó? De hecho, los globos han existido desde hace siglos. Hay ilustraciones del siglo XIV que muestran globos de vejiga de cerdo inflada; el genio italiano Galileo empleó un globo de ésos en un experimento al intentar medir el peso del aire.

El globo de nuestros días le debe mucho a otro genio; a Michael Faraday, conocido por sus aportes en la electroquímica y el electromagnetismo. En 1824, para uno de sus experimentos con hidrógeno en el Royal Institution, de Londres, precisó de un contenedor de gas y terminó fabricando una bolsa de caucho o látex, el precursor del globo.

De hecho, él inventó el primer globo de goma, ya que empleó dos láminas de caucho que cubrió con harina en el interior para que no se pegaran entre sí, de manera que dejaran los bordes descubiertos y los presionaran juntos.


Te puede interesar: Lawrence Herbert, el químico que concibió la guía Pantone


No tardaron en aparecer poco después los globos de goma de juguete. Thomas Hancock, un fabricante pionero del caucho, fue el primero que los vendió. Sin embargo, los globos de látex aparecieron más de dos décadas después, cuando en 1847 fueron fabricados por J.G. Ingram, y se popularizaron casi 100 años más tarde, cuando empezaron a producirse en masa durante los años 30 del siglo XX.

Sobre los globos hay tantas historias casi como los países que los disfrutan. En México, por ejemplo, el globo tiene raigambre popular. No falta en grandes celebraciones ni menos aún en fiestas infantiles; de hecho, repletan los espacios en eventos publicitarios. Y eso se debe a sus colores llamativos y a su forma y tamaño, que va de 10 a 30 centímetros de diámetro, aunque pueden fabricarse en cualquier tamaño o forma.

El hombre de los globos

En Plastividas queremos destacar en esta ocasión a Neil Tillotson, un emprendedor estadounidense que infló su creación del globo hasta llevarla a sus últimas consecuencias.

Neil Tillotson (1898-2001): La expansiva historia del globo
Neil Tillotson, emprendedor estadounidense.

Cuando tenía 16 años, Tillotson trabajaba en una empresa de caucho llamada Hood Rubber. Años más tarde, se trasladó al departamento de investigación de la empresa. En este tiempo, le pasaron por la mente varias ideas innovadoras, pero, debido a la quiebra de la fábrica de neumáticos, afectada por la Gran Depresión, Nils se fue al paro.

En el desempleo, en medio del ocio creativo, tuvo ideas de hacer algo con el látex líquido. Sabía que debía ser algo de bajo precio, pero aún no había definido la idea. Inclusive pensó en las cámaras inflables que se usan para las bicicletas, pero como el látex líquido no era adecuado para este uso, falló en ese intento.

Lo siguiente que hizo fue algo más divertido: tomó un cartón y recreó la cabeza de un gato, con orejas puntiagudas, lo sumergió en látex y cuando se secó, lo infló, le pintó la cara y mostró el resultado a la familia. Debió de haber causado hilaridad, porque a raíz de esa prueba, perfeccionó la idea, invirtió sus guardaditos y fundó una empresa. Ese mismo año, vendió cinco millones de globos.

Cinco años después, en 1937, ensanchó sus instalaciones y, después de la Segunda Guerra Mundial, amplió su gama de productos. Incluyó guantes de látex y pañales para bebés. En ese lapso, la firma se ocupó de varios procesos innovadores.

Una vida larga, muy larga

La vida de Tillotson tocó partes de tres siglos; la orilla final del XIX y la del comienzo del XXI, y todo el XX. En ese lapso tuvo tiempo de sobra para dedicarlos a la innovación y la invención. Después de la Primera Guerra Mundial, se enfocó a la fabricación de productos de caucho natural, inventó y recibió su primera patente para el primer globo de juguete con forma novedosa del mundo, el Cat Balloon. Eso lo que condujo a formar la firma Tillotson Rubber.

Poco después, Nils centró su atención en ideas más prácticas, y fundó, en 1951, Best Manufacturing para producir guantes de trabajo recubiertos de caucho y Textile Rubber and Chemical, para aplicar recubrimientos de caucho natural a la parte posterior de las alfombras.

Sus innovaciones llenaron décadas de su vida. Además de la participación en Tillotson Corp., creó Best Gloves, The Balsams Grand Resort Hotel, Heveatex, Borden y Remington Chemicals, Alden Yachts y bosques y plantaciones de caucho en Nueva Hampshire, Quebec y Guatemala.

Inclusive, fue propietario de Textile Rubber and Chemical Co. en Dalton, Georgia, Tillotson-Pearson Yachts y Pilgrim Latex Thread Co. Cabe incluir la invención del N-DEX, el primer guante de examen de nitrilo del mundo por el que se le otorgó una patente a la edad de 93 años.

La aventura guerrera

Pocos saben que Neil participó en las maniobras militares de la 7ª Compañía de Caballería, y que se desempeñó como cabo bajo el mando del general John Pershing en la campaña contra Pancho Villa a lo largo de la frontera con México. Así es, Tillotson dejó su trabajo en la fábrica para enrolarse y pasó dos años a caballo luchando contra el Centauro del Norte.

Tiempo después, durante la Segunda Guerra Mundial, buscó en las selvas de Colombia fuentes de caucho natural para abastecer el esfuerzo bélico de Estados Unidos, y estableció plantaciones de caucho en Guatemala para abastecer sus propias operaciones.

Originario de Canaan, Vermont, Tillotson regresó a la tierra de sus tatarabuelos en Dixville Notch, N.H., en 1954, y revitalizó el emblemático Balsams Hotel, convirtiéndolo en su morada.

¿Cómo se hacen los globos?

Están hechos de látex, como indica su nombre, o de goma natural. Para extraer la goma del árbol, se hace un corte en la corteza del árbol de goma (que se regenera con facilidad), y el producto líquido que sale se recolecta en cazuelitas. Luego el látex se mezcla con agua y otros productos químicos para conseguir la textura y espesor deseado, y se añade el tinte.

Los globos se forman con moldes, normalmente de metal, que se calientan e impregnan en una solución de coagulantes y polvos para que el látex se adhiera bien, y luego separar el globo con relativa facilidad. Después los moldes se sumergen durante unos segundos en la solución de látex teñido.

Neil Tillotson (1898-2001): La expansiva historia del globo
Los globos en forma de corazón son de los más buscados el día de San Valentín.

Unos cepillos rotatorios forman el aro alrededor del cuello del globo. Más tarde, los moldes se sumergen en agua caliente para quitar el coagulante sobrante, y se hornean para solidificar el látex.

Los globos se retiran de los moldes con corrientes de aire y/o agua. Se secan, y pasan, en seguida, por una serie de pruebas para comprobar que no estén defectuosos.

En un video de Discovery Channel se muestra con detalle la fabricación de globos. Por el mismo método de inmersión, se fabrican los preservativos o los guantes de látex. Ver: https://www.youtube.com/watch?v=yaxesY2W77w&ab_channel=JcDl . Y los globos, desde el enfoque científico, en https://www.scienceworld.ca/resource/balloons/

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Translate »