SostenibilidadTecnologíaTop

Nescafé Dolce Gusto México, el placer de una economía circular

Las acciones de comunicación en torno a la economía circular de Nescafé Dolce Gusto en México incluyen: Educar a los consumidores y forjar alianzas con organizaciones como ECOCE.

La cápsula de Nescafé Dolce Gusto es de Polipropileno (PP), por tratarse de un plástico de alta durabilidad que aguanta presiones fuertes y altas temperaturas, refiere Gimena Mondragón, directora general de Nescafé Dolce Gusto México.

Explicó que la cápsula está hecha de diferentes materiales, dispuestos en diferentes capas, siendo la principal el contenedor de Polipropileno, “pero adentro tenemos una pirámide que ayuda a que lleve la cantidad de agua adecuada, por la cantidad de tiempo adecuado, para hacer la extracción del café, de la leche o del té dentro de la cápsula”. Otra capa, apuntó, “es la encargada del sellado hermético, la cual evita que el oxígeno o la luz entre a modificar la calidad del café o de la bebida a preparar”.

El plan sustentable del 2018 de Nescafé Dolce Gusto en México busca reducir la huella de carbono de la compañía y su impacto ambiental.


Te puede interesar: NOVA Chemicals, resinas de Polietileno de alto rendimiento para envases reciclables


Sobre este punto, refiere Gimena Mondragón, la firma va mucho más adelantada a nivel global y en Europa, incluso en la educación al consumidor final en relación al significado de reciclabilidad, “…en México no se cuenta con la capacidad o la plataforma de reciclabilidad que se tiene en Europa”.

 

La firma cerró el 2020 siendo el segundo mercado de mayor porcentaje de cápsulas recicladas a nivel global, a pesar de que en México el reciclaje de las cápsulas de café es un proyecto más reciente.

Las acciones de comunicación en torno a la economía circular de Nescafé Dolce Gusto en México incluyen: 1) Educar a los consumidores, “disfruta de tu café no tienes por qué sentir remordimiento, pero también ayúdanos a recuperar estas cápsulas con las que fabricamos los contenedores en donde se deposita el material postconsumo” y 2) Alianzas con organizaciones como ECOCE, “a través de ellos estamos acostumbrando al consumidor dónde encontrar nuestros contenedores”.

Otra forma de llegar a los contenedores fabricados con cápsulas que llegan al final de su vida útil es a través de la página web de Nescafé Dolce Gusto en México, “…tenemos toda la información de lo que hacemos en el programa de economía circular, tú puedes poner tu código postal y te dice específicamente por geolocalización cuáles son los centros de acopio más cercanos”, en la página también se puede descargar una guía y los proveedores logísticos de la compañía pueden pasar por las cápsulas.

Cabe destacar que además de los contenedores, con las cápsulas de café postconsumo también se está generando madera plástica utilizada para diferentes productos, como bancas que la firma dona a distintos parques de delegaciones de la Ciudad de México.

“Nosotros, como todos, cuando se implementó la ley que prohíbe los plásticos ‘de un solo uso’, nos pusimos a trabajar en conjunto con la Sedema y las autoridades, puesto que no tenemos que dejar de consumir, sino hacerlo de una manera consciente y aprovechando toda esta economía circular, está comprobado que independientemente del material que sea, se llame plástico, aluminio, vidrio y demás, si no hay una industria de reciclaje terminará todo en los rellenos sanitarios, en los tiraderos de basura en el mar y al final del día va a contaminar”.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Translate »
GDPR Cookie Consent with Real Cookie Banner