Plastimagen 2022Top

NI TAN TAN, NI MUY MUY

Los esperamos en el stand #3244 de Ambiente Plástico en donde podrá recibir un ejemplar de nuestra nueva edición, compartir sus inquietudes de información y encontrar soluciones para sus necesidades de capacitación en plásticos. 

Los procesos de comunicación experimentan cambios de manera continua. Los ciclos de noticias se presentan prácticamente en tiempo real y los comunicadores se han transformado en un entorno en el que emergen un sinfín de nuevos emisores todos los días, aumentando la cantidad de opciones hacia el público.

En este contexto, el concepto de desinformación se posiciona en los medios debido a que se presenta un flujo incesante de mensajes cuyos orígenes y objetivos son tan diversos, que favorecen la publicación de información equivocada, sesgada o falsa. En ocasiones, se trata de errores involuntarios (misinformation), pero a menudo tienen el propósito explícito de confundir al público receptor (disinformation) y transmitirle mensajes falsos (fake news) para conseguir un resultado específico, como orientar y transformar la opinión pública. ¿Acaso no parece algo familiar?

Los ejemplos sobran, pero en lo que nos concierne como Industria del Plástico, en materia de sustentabilidad, cambio climático y economía circular, exageran a tal grado que ha surgido una nueva especie de secta religiosa con mesías pagados o “activistas”, como Greta Thumberg, que ataca a los plásticos a diestra y siniestra. Estos personajes se atreven a publicar cifras y datos sin fundamento científico.


Te puede interesar: Resirene: Un aliado con más de 38 años de experiencia en la Industria del Plástico


Con la agenda 2030 de las Naciones Unidas introducida de manera obligatoria, en las escuelas se adoctrina a los niños y jóvenes para que trabajen presionando a los gobernantes y empresarios. Al imponerles la religión del clima, no los forman en el pensamiento crítico. Les hablan de una catástrofe futura de la que sólo les salvará un paternalismo verde.

En mi opinión, el debate sobre cambio climático y sustentabilidad no debería ser político, ni ideológico, sino científico.

Por supuesto que es importante no contaminar y tener conciencia de los efectos que causan nuestros desechos para tomar acciones sobre cómo deben tratarse. Debido a que es imposible evitar la generación de residuos, los políticos optan por prohibir, por ejemplo, la producción de ciertos artículos como bolsas, popotes y envases de un solo uso elaborados con plásticos, algo completamente absurdo que atenta, incluso, contra las costumbres más arraigadas y causa mayores efectos negativos al ambiente al utilizar materiales sustitutos como el papel.

Encontrar el equilibrio entre ambos extremos es la clave. Tampoco se trata de no hacer nada.

Como gremio debemos unirnos para cambiar el discurso negativo sobre los plásticos y comunicar casos de éxito, datos de fuentes científicas. Cuando se habla de reciclaje de plásticos, en México tenemos mucho que presumir, con plantas de clase mundial recientemente instaladas en el país y que cuentan con las tecnologías más modernas disponibles.

Por fortuna, la tecnología avanza y los productos plásticos se imponen por sus ventajas intrínsecas en todos los mercados. De esto somos testigos en esta emisión de Plastimagen.

En este segundo día de Plastinotas AP, los lectores podrán encontrar en un vistazo rápido novedades en temas de materias primas, maquinaria y equipo para después visitar y platicar directamente con los expositores.

Los esperamos en el stand #3244 de Ambiente Plástico en donde podrá recibir un ejemplar de nuestra nueva edición, compartir sus inquietudes de información y encontrar soluciones para sus necesidades de capacitación en plásticos.

Mónica Conde

 

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
GDPR Cookie Consent with Real Cookie Banner