AP101OportunidadesTop

Nueva Normalidad: el camino hacia la proveeduría local

En marzo de 2020 la Organización Mundial de la Salud declaró al COVID-19 como una pandemia. La situación que presentó el mercado, en torno a la proveeduría, afectó la cadena de valor de, prácticamente, todas las industrias

¿Podría convertirse la proveeduría local en el gran paradigma de la cadena de suministro de cara a la llamada «Nueva Normalidad»? Para muchos expertos, las cadenas de suministro globales mostraron su vulnerabilidad ante un evento inesperado y masivo como la actual contingencia sanitaria.

La fragilidad del ser humano y de la vida ha sido una de las grandes reflexiones que dejó la pandemia de COVID-19. Antes de que surgiera el SARS-CoV-2 se creía, por ejemplo, que todos los avances tecnológicos, sobre todo en la parte médica, podían salvar al ser humano de cualquier adversidad y, de acuerdo con René Mendoza, coordinador nacional de la Cadena de Proveedores de la Industria en México (CAPIM), “hoy nos damos cuenta de que no necesariamente es así”.

Durante su participación en el webinar, “Nuevo Panorama Económico. ¡Nuevas oportunidades para México!”, organizado por MSC EXPO, habló sobre los cambios originados por la pandemia, enfocándose, particularmente, en el ámbito laboral, donde fue necesario implementar, entre otras cosas, el home office y el uso de herramientas digitales.

Te puede interesar: Industria Automotriz: rumbo a la recuperación económica

“Quejarnos de la situación que estamos viviendo no nos va a generar ningún tipo de beneficio. Entonces tenemos que ver cómo le sacamos provecho, cómo identificamos esas nuevas oportunidades, y tener muy claro que el mundo cambió, que ya no va a ser como antes; y si el mundo cambió tenemos que adaptarnos a esta Nueva Normalidad”.

La cadena de suministro se vio afectada con la crisis sanitaria
La cadena de suministro se vio afectada con la crisis sanitaria

Proveeduría local

Durante su intervención, Eduardo Medrano, presidente nacional de la Asociación Mexicana de Manufactura de Moldes y Troqueles (AMMMT), apuntó que los nuevos factores de definición: tanto el T-MEC como el COVID-19, empujaron a los OEMs (Fabricantes de Equipo Original, por sus siglas en inglés), a reorientar la proveeduría con una regionalización.

“Obviamente el COVID-19 limita la circulación del personal y el intercambio comercial, porque los esquemas de regulación de salud empiezan a ser de peso en las empresas y no podemos tener toda la proveeduría con el soporte que requerimos; muchas veces estamos condicionados a esos recursos que tienen los proveedores en China, en India, incluso en Europa”.

El representante de la AMMMT también destacó que la tendencia que está teniendo la economía estadounidense, no nada más en lo referente al comercio exterior, con los tratados de libre comercio y los aranceles, sino en las mismas políticas con programas de recuperación económica, benefician a México.

Explicó que, debido al crecimiento de la economía americana, el fondo monetario internacional anunció que la recesión esperada para México va a ser menor de lo que habían calculado antes; “se va a tener una recesión del 9%, lo cual sigue siendo algo malo en cuanto al aspecto general de la economía, pero es una buena noticia”.

Ahora más que nunca, la proveeduría local se vuelve necesaria
Ahora más que nunca, la proveeduría local se vuelve necesaria

Un panorama alentador

A pesar de la pandemia, Eduardo Medrano observa un incremento en la cantidad de requerimientos de compra, y vislumbra, con la entrada en vigor del T-MEC, más oportunidades para el sector.

“El incremento del 12.5% de contenido local representa un 20% de mayor capacidad necesitada en la región, tanto en Canadá, Estados Unidos y México. Estamos viendo que más allá de separarnos de la manufactura y de la proveeduría, nos pone a generar productos que tienen, incluso, mayores márgenes de utilidad”.

Para conseguir estos bonos: aranceles, regionalización y la proveeduría local, expuso que, en primer lugar, se deben mejorar las actividades del personal de la industria; “tienen que venir universidades, centros técnicos y tecnológicos para preparar al personal, pero la mayoría del esfuerzo de especialización tiene que venir de la empresa. Es costoso, sí, pero todo nuevo negocio requiere inversión”.

La eficiencia en las operaciones, y eliminar la brecha tecnológica, son otros factores que la industria debe promover. Sobre el primer punto, enfatizó que tenemos que hacer operaciones de clase mundial; “esto no es negociable y aquél que esté trabajando todavía sin certificaciones, sin una institucionalización en sus empresas, tendrá retos muy grandes”. Dijo que la reducción en los tiempos de entrega es fundamental, así como los tiempos récord para desarrollar los productos o herramentales.

También estuvieron presentes en el webinar, James Cross, director de Desarrollo de Negocios Trade Show Consulting; y Arturo Morales, director de Eventos y Marketing en Gardner Business Media, quien habló del Manufacturing Supply Chain Expo, evento que figura como invitado dentro de la Feria Internacional de Tecnología y Manufactura, a celebrarse del 22 al 24 de junio del 2021, en el Centro Citibanamex, de la Ciudad de México.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Translate »