NoticiaNoticiasSostenibilidadTop

Plastianguis: Residuos plásticos por despensa

Por Julio César Sánchez

Según datos de la Secretaría de Medio Ambiente de la Ciudad de México, a pesar de las campañas y mejoras en disposición de residuos, del 2014 al 2018, la generación de RSU creció: de 12 mil 800 toneladas al día a 13 mil toneladas.

Iztapalapa, Gustavo A. Madero y Cuauhtémoc, son las delegaciones que más residuos generan. Contrario a Milpa Alta, Magdalena Contreras y Cuajimalpa, que registran el menor porcentaje por su baja densidad poblacional y afluencia.

Bajo ese contexto, a través de la Dirección General de Desarrollo y Bienestar de la Alcaldía Cuauhtémoc, y la Comisión de la Industria del Plástico, Responsabilidad y Desarrollo Sustentable (CIPRES), el próximo sábado 23 de noviembre se llevará a cabo el “Plastianguis”, un mecanismo de intercambio de residuos plásticos por productos diversos, entre ellos de canasta básica. El acopio tendrá lugar en Avenida de la República, a un costado del Monumento a la Revolución, a partir de las 8:30 h.

Como refiere Rubén Muñoz García, director de Medio Ambiente, Seguridad e Higiene de la ANIQ, la finalidad del Plastianguis no es acopiar los residuos plásticos en sí mismos, sino concientizar a la población y generar un cambio de cultura en los hábitos de consumo, así como en la disposición final de los residuos sólidos.

“Se acopian 1) PET (Polietilén Tereftalato), botellas y envases para bebidas, artículos de limpieza y garrafones de agua; 2) HDPE (Polietileno de Alta Densidad), envases de detergente líquido, cosméticos y alimentos, así como cubetas de plástico; 3) PVC (Policloruro de Vinilo), tuberías, mangueras, hule cristal, juguetes, cortinas de baño, tarjetas de teléfono y de crédito; 4) LDPE (Polietileno de Baja Densidad), bolsas de supermercado, película para contener alimentos y envolver productos; 5) PP (Polipropileno), envases para alimentos y botanas, popotes y tapa roscas de bebidas; y 6) PS (Poliestireno), comprende todos los productos de Unicel”.

Sobre este punto es importante mencionar que los residuos acopiados en esta edición del Plastianguis se entregarán a empresas debidamente acreditadas y certificadas en sus procesos de reciclaje.

Políticas públicas integrales

Con 32 kilómetros cuadrados y cerca de medio millón de habitantes, la Delegación Cuauhtémoc debe atender no sólo a los residentes, sino a la población flotante que llega al corazón de México todos los días.

Según informes de Alejandro López Tenorio, director de Desarrollo y Bienestar de la alcaldía Cuauhtémoc, la delegación genera 1,450 toneladas diarias de residuos sólidos: alrededor del 11% de todo lo que se crea en la capital. Son 1,502 personas las que realizan las labores de recolección y 212 los camiones recolectores.

“Claramente, no nos alcanza el esfuerzo. Son 33 colonias y una sola estación de transferencia. Lo que estamos haciendo para mantener el orden es fomentar la participación ciudadana y el Plastianguis es un proyecto que fortalece este esquema. Logramos un trueque con la sociedad y lo hacemos a través de un enfoque de economía circular: Ellos llevan sus residuos plásticos y a cambio obtienen productos de despensa, como azúcar, arroz…, o shampoo y cremas, entre otros”.

En el 2018, el promedio de recolección fue de 2.1 toneladas. Como resultado de las dos ediciones que van en este año, Plastianguis ha recolectado 6.26 toneladas, el incremento ha sido de un 200%.

Karla Solís, subdirectora de gestión ambiental de la alcaldía Cuauhtémoc, apuntó que los productos plásticos post consumo se deben presentar lo más limpios posible: retirar residuos de comida, yogurt…, de algún alimento.

Por su parte, Erik Hans, director de sustentabilidad de la alcaldía Cuauhtémoc, agregó que la delegación también cuenta con acopios móviles todo el año para atender la necesidad de personas que almacenan plásticos y quieren disponerlos correctamente. Estos centros móviles se pueden verificar en el sitio web de la alcaldía.

La importancia del plástico

A pesar de los beneficios de la ciencia en torno a temas sostenibles, mitigar la contaminación sigue siendo uno de los desafíos más importantes que industria, gobierno y sociedad enfrentan todos los días, asegura Rubén Muñoz García.

De acuerdo con el directivo, a la fecha no hay una actividad del ser humano que no impacte en el ambiente. Sin embargo, las estrategias que conforman la economía circular: no generar residuos y eliminar los existentes en ecosistemas acuáticos o terrestres, pueden minimizar los daños.

“Imaginar el bienestar y el desarrollo del ser humano sin el plástico es difícil. Hoy, y debido a la ligereza de los polímeros, la industria Automotriz desarrolla vehículos más veloces y menos contaminantes. Pero los beneficios del material no son exclusivos de un solo sector. También comprenden aplicaciones médicas, como marcapasos, catéteres…, y otros desarrollos que mejoran la esperanza y calidad de vida de las personas”.

Retos y más desafíos

En el tema de residuos, Rubén Muñoz explicó que no se pueden lograr los objetivos sostenibles con una sola acción, puesto que se requieren de tres elementos:

a) Legislación. En cuestión legal, o marco normativo, definir con mayor claridad qué le corresponde a la federación, a los gobiernos centrales (estados) y a las alcaldías (municipios).

“Como asociación observamos que cuando se establece una política pública las facultades están tan abiertas que puedes cruzar una calle y estará prohibido un residuo, pasar a la siguiente y encontrar un programa de gestión, caminar a otra y toparte con regulaciones. La política pública necesita un reordenamiento para dar una mejor orientación”.

b) Infraestructura. Este punto trata de las inversiones, pero también de diseñar, construir e implementar los procesos de manera efectiva.

“Aunque la autoridad, las organizaciones y la ciudadanía haga su parte: lleven un registro de sus residuos, por tiempo, por fecha, por generación, por fuente…, si no tenemos la infraestructura, habrá muy poco que hacer”.

c) Educación. El consumidor debe hacerse responsable de sus residuos.

“Supongamos que contamos con la infraestructura y que las leyes están perfectamente definidas: lo que le toca a la industria, a la sociedad y al gobierno, si el ciudadano no dispone correctamente de sus residuos, el problema por contaminación de plásticos persistirá”.

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar