ProcesosRecicladoSostenibilidad

Plastic Flamingo crea «eco-madera» a partir de plástico postconsumo

La "eco-madera", indicó Plastic Flamingo, no se pudre, no necesita mantenimiento y no se astilla, explicaron los recicladores.

Plastic Flamingo, un grupo de recicladores de Filipinas, desarrolló un material llamado “eco-madera” a partir de botellas, sobres de un solo uso y envoltorios de bocadillos que contaminan ríos y playas.

También conocidos como The Plaf, Plastic Flamingo busca hacer frente a la crisis de desechos plásticos que se agravó en el país debido a la pandemia de COVID-19. Con esto en mente, los recicladores recolectan los desechos, los trituran y luego moldean en materiales de construcción.

Los postes y tablones resistentes, llamados “eco-madera”, se pueden usar en cercas, terrazas o para construir refugios de socorro para desastres.

“Es material 100% reciclado, 100% hecho a partir de materiales de desecho de plástico, también incluimos algunos aditivos y colorantes y no se pudre, no necesita mantenimiento y no se astilla», señaló Erica Reyes, presidenta de operaciones de The Plaf, en declaraciones para Reuters.

Te puede interesar: Abre la planta de reciclaje de plástico postconsumo más grande de Colombia

Para crear la eco-madera, The Plaf mezcla el plástico triturado en una formulación en la que se someten a un proceso de extrusión y se moldean en diferentes formas.

“Con respecto a nuestros tablones, también hemos realizado investigaciones exhaustivas sobre su constitución y hemos encontrado una fórmula que permitirá reciclar y poner hasta un 30% de plástico residual en la mezcla para crear los perfiles’, ha dado a conocer la asociación fundada en 2019.

 

La importancia del reciclaje en Filipinas

Actualmente, Filipinas no cuenta con una estrategia para abordar el problema de la gestión de residuos plásticos. El COVID-19 volvió todavía más difícil la problemática de los desechos en dicho país que anualmente produce alrededor de 300 millones de toneladas de desechos plásticos, según cifras del Programa de la ONU para el Medio Ambiente.

Al recolectar plásticos post-consumo, The Plaf tiene como objetivo compensar la huella del material dándoles una segunda vida mientras educa a las comunidades sobre la importancia de la buena gestión de los desechos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Translate »
GDPR Cookie Consent with Real Cookie Banner