AP97Articulo de PortadaTop

Plásticos Commodities: Los invencibles 

La producción anual casi se ha duplicado desde el año 2000, un crecimiento debido, en parte, al bajo costo del plástico y a su versatilidad, comparada contra cualquier otro material.

En el año 2018, se produjeron en todo el mundo 359 millones de toneladas (Mton) de plásticos y, considerando un crecimiento del 4% que predicen los expertos, en 2019 la cifra ronda en 373 Mton. La producción anual casi se ha duplicado desde el año 2000, un crecimiento debido, en parte, al bajo costo del plástico y a su versatilidad, comparada contra cualquier otro material.

El PVC es común en aplicaciones industriales, médicas y de salud.

El consumo de plásticos está ligado al desarrollo económico de los países, ya sea en materia de infraestructura y de construcción, de transportes o en los sectores eléctrico y electrónico, además de su principal aplicación: el envase, que presenta una fuerte demanda en los países en desarrollo y que representa casi la mitad del consumo de plásticos en todo el mundo.

China es el primer país productor de plástico y, en la actualidad, constituye el 30% de la producción mundial. Es pertinente resaltar que hace 10 años sólo representaba el 15%.

Gracias al aumento de extracción de gas natural de esquisto, Estados Unidos se ha convertido en una zona de gran incremento en la producción de plásticos. Históricamente, el núcleo petroquímico de este país se encuentra ubicado en la costa del Golfo de Texas y Luisiana, y se extiende por el sur del río Misisipi. Los productores están expandiendo su capacidad de producción y hay varios proyectos y propuestas nuevas.

En Ohio, Pensilvania y en Virginia Occidental, donde los pozos de fracking son ricos en etano, también se está desarrollando un nuevo corredor de plásticos. La gran cantidad de proyectos ha generado una especie de renacimiento en la fabricación de plásticos en Estados Unidos, cuyo uso no sólo incluye envases o artículos de un solo uso, como cubiertos, botellas o bolsas, sino también productos de larga duración, como materiales de construcción y partes tanto de automóviles, como de aviones. 

Según el Consejo Americano de Química, desde el año 2010, las compañías han invertido más de 200 mil millones de dólares en 333 proyectos dedicados al plástico y otros productos químicos, así como la ampliación de complejos existentes, la creación de plantas nuevas e infraestructuras, como gasoductos, en Estados Unidos. 

Algunos ya están funcionando o en etapa de construcción, pero otros esperan la aprobación de las autoridades.

LOS CINCO MAGNÍFICOS

Cinco familias de polímeros representan el 71% del consumo mundial de plásticos (en México, este porcentaje es del 82%): el Polietileno (PE), con sus tres principales tipos, que se encuentra sobre todo en los embalajes, como las bolsas comerciales, botellas y contenedores para derivados lácteos; el Polipropileno (PP), con el que se fabrican desde popotes, películas para botanas…, hasta fascias y partes automotrices; el Poliestireno (PS) y sus copolímeros, que sirven para producir paneles de aislamiento, envases de yogurt, vajillas y cubiertos; el Policloruro de Vinilo (PVC), empleado en ventanas, tuberías, pisos o recubrimientos de cables; y el Polietilén Tereftalato (PET), utilizado en botellas para bebidas y múltiples productos.

Por otro lado, están los Plásticos Técnicos, un grupo de materiales de gran dinamismo que, en algunos casos, muestra crecimientos de hasta dos dígitos y que encuentran aplicación en el sector automotriz, eléctrico-electrónico, industrial y médico.

EL DESAFÍO DEL RECICLAJE

Una de las preocupaciones de la industria es la emisión, últimamente, de leyes dirigidas a reducir la proliferación de plástico. No obstante, a pesar de todo el gran escándalo mediático, prohibiciones y reglamentaciones que han surgido en contra de los plásticos, en particular los de un solo uso, el crecimiento mundial del sector no se ha visto afectado, aunque todas estas medidas reglamentarias tendrán su impacto tarde o temprano. Sin embargo, los industriales se preguntan también sobre la imagen de su producto, debido a que el plástico está siendo estigmatizado en su conjunto.

Por fortuna, el sector empieza a tomar en cuenta la dimensión del reciclaje y los dueños de marcas se están comprometiendo a utilizar más plástico reciclado. La presión reglamentaria ha provocado que los residuos plásticos se vean cada vez menos como un desecho y más una materia prima valiosa. En todo el mundo, el reciclaje de plásticos todavía está limitado, y es precisamente uno de los desafíos claves para el mañana en este sector, a diferencia de los desechos de otros materiales, como los metales, el vidrio o el cartón, que están altamente integrados en las cadenas de producción.


Leer: Economía Circular: Nueva Realidad


Si se llevan a cabo las acciones necesarias para la gestión de residuos y una adecuada educación de los consumidores, así como la participación integral de la industria, gobierno y sociedad, la situación del sector del plástico deberá ser una que gestione simultáneamente tanto su recurso virgen como el reciclado, pero esto habrá que aprenderlo y hará falta quizá algunos años.

Como reveló el informe de IHS Markit, las capacidades técnicas de reciclaje, la logística y la economía son inadecuadas para tales ambiciones. Reciclar el plástico es técnicamente complicado y la acción de China de cerrar la puerta a la basura extranjera en 2018 reveló las deficiencias del sistema de reciclaje global, dejando a muchas naciones ricas con montañas de plástico.

El material reciclado es probable que no contribuya a más del 10% o 12% de la producción de plástico futura, explicó Robin Waters, director de análisis de plásticos de IHS Markit, y uno de los autores del informe. Además, “la clase de artículos que afectan a prohibiciones como la de Europa sólo constituye el 5% de la demanda de plástico”, añadió.

IMPORTANCIA DE LA INDUSTRIA DEL PLÁSTICO EN MÉXICO

Para conocer el impacto de la Industria del Plástico mexicana, en la figura 2 se muestra su tamaño en relación con el Producto Interno Bruto (PIB) Nacional, Unidades Económicas y Personal Ocupado. El sector de Plásticos representa el 3.6% del PIB de manufactura, con 260 mmdp; casi el 1% (5,300) en términos de unidades económicas y 3% del personal ocupado total nacional equivalente a 300 mil trabajadores.

ANÁLISIS POR TIPO DE PLÁSTICO

La Industria del Plástico en México sigue creciendo a un ritmo del 4% anual, y tal como se muestra en la figura 3, la demanda total de estos materiales fue, en el año 2018, de 7.4 millones de toneladas.

Los plásticos commodities representan el 82% del consumo, con casi 6.1 Mton. Los Polietilenos suman el 34% del consumo total de plásticos, el PP se coloca en segundo lugar, con 21%, y un consumo de 1.54 Mton, seguido del PET, con un impacto del 10% y 755 kton. El PVC ha perdido participación gradualmente, debido a la desacele ración del sector de la construcción. El Poliestireno, junto con sus copolímeros, crece en segmentos de larga vida, como es el caso de refrigeración, automotriz y electrodomésticos.

Finalmente, en la Figura 5 se observan los mercados por cada tipo de plástico y sobresale, claramente, el mercado del envase dominando con el 40%.

A continuación presentamos la opinión de los representantes de las empresas productoras de cada uno de los commodities:

POLIETILENO
Alfredo Prince, director comercial de Braskem Idesa

Para el mercado de Polietileno, 2019 fue un año de contracción. En México, el crecimiento cayó 4%, Estados Unidos se contrajo casi 5% y globalmente fue un año donde se tuvo menos crecimiento.

Así mismo la industria enfrentó una constante caída de los precios que comenzó desde la segunda mitad del año 2018, prevaleciendo hasta finales del 2019, y que se explica en primer lugar, por el exceso de oferta global proveniente de las capacidades adicionales que se pusieron en marcha, y en segundo, por el desequilibrio en las políticas de Estados Unidos con relación a las tarifas de importación de China. 

Para el año 2020, se prevé un poco más de estabilidad en el mercado, gracias a que la relación oferta-demanda está siendo balanceada y los problemas en las tarifas de importación solventadas, lo que disminuirá significativamente caídas en el precio, lo que beneficiará a productores y convertidores para que logren una mejor planeación y enfoque de sus negocios. 

Con respecto a la oferta, la tendencia en los inventarios en los últimos meses es hacia la baja principalmente en la familia de baja densidad, debido a una fuerte demanda en el mercado americano y por los niveles muy bajo de inventario alcanzados. Por otro lado, las nuevas plantas planeadas este año han tenido algún retraso y fueron postergadas para el segundo semestre del 2020. 

En el caso del HDPE (Polietileno de Alta Densidad) el incremento en la demanda en Estados Unidos logrará tener un impacto importante logrando balancear la sobre oferta vista el año anterior. 

Tubos de PE Espumado con diversas aplicaciones

Para este año 2020, Braskem Idesa seguirá enfocado en consolidarse en el mercado doméstico como lo han hecho hasta ahora, gracias a la competitividad de sus activos, además de seguir participando en mercados de exportación, como lo han hecho regularmente desde 2018, enfocado en regiones como Estados Unidos y Europa. 

Para aumentar la producción de Polietileno de Braskem Idesa, la empresa implementó el proyecto denominado Fast Track, el cual, permite importar etano de Estados Unidos. En febrero de 2020 fue posible utilizar por primera vez etano importado. “Seguimos invirtiendo a largo plazo, con materia prima adicional que nos ayudará a mitigar cualquier inconveniente de abasto en el futuro”, comentó Alfredo Prince Director Comercial de Braskem Idesa.

En relación al tema de la prohibición de bolsas que inicio en 2018, ocasionada por la desinformación en materia de regulación de plásticos, resulta evidente que en la Ciudad de México ya empieza a tener un impacto relevante, por lo que Braskem Idesa asumió el compromiso y ha venido trabajando en ello desde hace ya mucho tiempo, buscando soluciones positivas, tanto con el gobierno, como con la industria, las asociaciones y los dueños de marca.

 “Con nuestros clientes clave, la estrategia es trabajar en soluciones que generen valor a la sociedad y al negocio, buscando alternativas de diversificación, tal como lo han hecho muchos de nuestros clientes desde hace casi año y medio que comenzó todo este proceso, desarrollando nuevos productos de mayor valor agregado y buscando alternativas para proteger su negocio”.

Por otro lado, la participación que tiene Braskem Idesa con el gobierno es muy activa, trabajan en la búsqueda alternativas que pueda seguir generando valor a la economía de México y demostrar que la prohibición de ciertos plásticos no es la solución.

Un punto importante es que seguimos viendo al Polietileno como un producto que genera muchísimo valor, puesto que ya está comprobado que es necesario para el bienestar de las personas.

Obviamente, pasamos por una etapa en donde se tienen que ajustar las aplicaciones y dirigirlas hacia donde no hay impacto negativo ambiental ni social. En este contexto, Braskem Idesa ya cuenta con un producto lanzado con la marca I’m Green Recycled, este producto es una resina con contenido reciclado post-consumo, y continúan ampliando su portafolio hacia soluciones sustentables. 

No veo el panorama tan negativo. Encuentro muchas oportunidades, hay nuevas inversiones para nuevos productos y seguramente surgirán más. Nosotros lo hacemos en México y apoyamos a nuestros clientes en buscar soluciones y alternativas más sustentables”. 

1 2Página siguiente

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Translate »
GDPR Cookie Consent with Real Cookie Banner