SostenibilidadTop

Plásticos: De los rellenos sanitarios a la Economía Circular

ANIQ y CIPRES, llevaron a cabo el segundo Foro de Economía Circular. Hoy más que nunca, coinciden los industriales, los plásticos se alinean a procesos sostenibles. Ambiente Plástico presenta todo lo que se dijo durante la transmisión virtual. 

De acuerdo con el Diagnostico Básico para una Gestión Integral de Residuos, en México se genera diariamente 1 kilogramo de residuos por habitante al día, lo que implica más de 120 mil toneladas diarias de residuos sólidos, de los cuales 46% son residuos orgánicos, alrededor del 32% residuos susceptibles a un aprovechamiento en una segunda y tercer instancia, y el resto, otros. Como refiere José María Bermúdez, presidente de la Asociación Nacional de la Industria Química (ANIQ), cerca del 13% de esos residuos lo componen plásticos post-consumo en sus diferentes categorías y usos. 
Durante el segundo Foro de Economía Circular ‘Acciones en la implementación de la Economía Circular en la Industria del Plástico’ –que por la pandemia de COVID-19 se llevó a cabo de manera virtual–, el directivo también señaló que dicho informe destaca que del 2013 al 2018 se consignaron recursos por casi 2 mil 400 millones de pesos para el manejo y disposición de los residuos sólidos, de los cuales el 50% se destinó a rellenos sanitarios. 
De forma adicional, añade que, a partir de la Declaratoria de Economía Circular y después de que la ANIQ manifestara su adhesión al Acuerdo Nacional por la Nueva Economía de los Plásticos en México, la asociación se comprometió en los siguientes rubros: 
Impulsar acciones regulatorias que favorezcan la gestión integral de los residuos; Realizar investigaciones orientadas en desarrollar más productos provenientes de ciclos económicos circulares en lugar de lineales; Impulsar programas educativos ambientales encaminados a un consumo más responsable, como PLASTianguis (proyecto que se orienta no a consumir más sino a consumir mejor); Modificar las características de productos que favorezcan su reutilización y su reciclaje; e Intervenir no sólo en acciones de limpieza en los distintos ecosistemas, sino favorecer la realización de planes de manejo post-consumo que actúen de manera preventiva a corto plazo. 
En este sentido, el senador por el Estado de Puebla, Alejandro Armenta Mier, actual presidente de la Comisión de Hacienda y Crédito Público del Senado, integrante del Grupo Parlamentario de Morena, en representación del Coordinador Ricardo Monreal Ávila, se mostró afín a los temas que preocupan al sector y, bajo ese contexto, reafirmó su compromiso de trabajar con la Industria del Plástico para, en conjunto, minimizar el impacto ambiental y proteger los derechos del planeta.  

Economía Circular y Entorno regulatorio

Durante su intervención, Daniel Troncoso, gerente corporativo de Relaciones en Grupo IDESA, hizo énfasis en el servicio que el Grupo brinda a los clientes para concretar la Economía Circular en sus procesos. “Como les comentaba procuramos no tener ningún residuo, desperdicio o recorte con los clientes, porque les fabricamos todas las piezas a la medida de su proyecto, sin mermas y en caso de tener algún sobrante nosotros nos lo llevamos y lo regresamos a planta para que ingrese nuevamente a proceso. El rediseño de los materiales es muy importante para empezar a trabajar en una Economía Circular completa”. 
Por su parte, Aciel Gaitán, Consultor en Economía Circular, expuso los seis puntos clave del Acuerdo Nacional para la Nueva Economía del Plástico en México: 1) Eliminación del envase y empaque plástico (2030) mediante el rediseño, innovación y nuevos modelos de entrega; 2) Los modelos de reuso se aplican donde sean pertinentes, reduciendo la necesidad de envases y empaques de un solo uso; 3) El envase y empaque de plástico compostable no es una solución general sino específica; 4) Todo envase y empaque plástico es reutilizado, reciclado, compostado o aprovechado en la práctica; 5) El uso de plásticos está desvinculado del uso de recursos finitos, considerando cuestiones de infraestructura disponible, factibilidad técnica y sanidad; y 6) Todo envase y empaque plástico cumple con la normatividad para su producción, respetando la salud y seguridad de las personas. 
Además, y derivados del Acuerdo, explicó los compromisos de la industria, los cuáles se dividen en nueve ejes: a) Plan de manejo obligatorio; b) Realizar análisis y evaluaciones; c) Metas para incrementar el uso de contenido reciclado en los envases y empaques plásticos, cuando sea técnicamente factible; d) Establecer parámetros de contenido reciclado en los envases y empaques de plástico utilizados, cuando sea técnicamente posible; e) Metas de acopio de contenido de material reciclado para 2025; f) Empaques y envases reutilizables, reciclables, compostables o aprovechables al 100% para el 2030; g) Prohibir el uso de microplásticos; h) Desarrollar y aplicar planes de manejo de residuos plásticos, con base en la LGPGIR (Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos) y las NOMs, que permitan que los residuos sean reutilizados, reciclados o compostados; i) Apoyar el desarrollo de nuevas tecnologías, modelos de negocio y sistemas de acopio, recuperación o aprovechamiento. 
Respecto a la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos, citó el Artículo 1.- “[…] garantizar el derecho de toda persona al medio ambiente sano y propiciar el desarrollo sustentable a través de la prevención de la generación, (reducción) la valorización (reutilización, reciclaje, co-procesamiento, etc.) y la gestión integral de los residuos peligrosos, de los residuos sólidos urbanos y de manejo especial; (integración de la economía, la sociedad y el medio ambiente) prevenir la contaminación de sitios con estos residuos (impacto ambiental) y llevar a cabo su remediación, […]”.
A decir de Aciel Gaitán, la LGPGIR está diseñada para la disposición de residuos, por lo tanto, “algunas de sus disposiciones no son congruentes con el objetivo de la Economía Circular (Cero residuos)” y entre algunas otras consideraciones, “no está claro el alcance de la participación del gobierno para sentar las bases de una Economía Circular. Asignación de recursos, competencia para operar la infraestructura (RME-Estados, RSU-Municipios)”.
En resumen, falta actualizar definiciones y estándares: composta, microplásticos, sistemas de certificaciónes, normas y ley, entre otras. Sin considerar, por ejemplo, que la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos “es omisa en cuestiones de etiquetado y no establece las bases para la transición de una Economía Lineal a una Economía Circular y/o estímulos fiscales”. 
economia circular

Innovación para la circularidad 

Fernando Pérez Vas y Mario Sánchez Téllez, ambos, directivos de Basf, participaron en la segunda ronda de panelistas. Aumentar la eficiencia de los procesos y mejorar la efectividad de los productos y las soluciones, así como convertir los desechos en recursos, usando ciclos naturales, son los objetivos de la compañía a nivel mundial. 
Fernando Pérez habló sobre el Proyecto ChemCycling, un servicio de la firma que abre nuevos caminos en el reciclaje de residuos plásticos y que se espera llegue pronto a Norteamérica. 
Los consumidores usan y desechan productos de plástico (por ejemplo, envases y neumáticos), las compañías de desechos recolectan y clasifican los residuos y suministran a los socios tecnológicos de Basf, nuestros socios convierten los desechos plásticos en aceite de pirolisis mediante un proceso termoquímico, el aceite de pirolisis se purifica para usarse como materia prima al comienzo de la producción de Verbund de Basf, Basf puede asignar la materia prima reciclada a todos los productos químicos producidos en el sitio Verbund a través de un enfoque de balance de masa certificado, nuestros clientes utilizan estos productos químicos para fabricar sus propios productos”. 
Mientras tanto, y con el propósito de generar conciencia, Mario Sánchez subrayó las tres razones principales por las que los plásticos llegan al medio ambiente o a los distintos ecosistemas: 1) Sistemas de recolección inadecuados, 2) Uso inapropiado del suelo: tiraderos y rellenos sanitarios y 3) Disposición inadecuada de los residuos. 
Al tomar la palabra, Martín Hernández, jefe de investigación y desarrollo en Resirene, especificó a la audiencia que el plástico es el aliado ideal para darle impulso a la Economía Circular. 
El directivo sentenció categórico que el problema no es el plástico per se, “el plástico es un material valioso que ha transformado, facilitado y hecho posible la vida moderna como la conocemos hoy en día, el problema es lo que hacemos con él una vez que acaba la vida útil de los productos hechos con este material”. 
Ante un escenario como este, considera fundamental concientizar a la sociedad a través de las escuelas y centros educativos sobre los beneficios, impactos positivos y la correcta gestión de los plásticos
El desafío es trabajar todos en conjunto, porque hay que hacer un esfuerzo inmenso en comunicación y educación, hacer una serie de inversiones significativas en la instalación de centros de acopio y trasporte de estos materiales a las plantas donde deben ser procesados. No va a ser fácil, gratis, ni barato, pero creo que es necesaria esta inversión, no podemos seguir posponiendo o esperarnos a ver qué sucede dentro de cinco, 10 o 20 años”. 
economia circular

The Ellen MacArthur Foundation 

Como indica Humberto Quiroz, director de Procurement en Alpla México & CA, el plástico está en la mira de los gobiernos, sin embargo –añade–, contrario a lo que se venía experimentando, hoy día se nota una mayor apertura de las autoridades para escuchar y trabajar en conjunto con la Industria del Plástico, “falta velocidad para ver resultados a corto plazo pero los avances se están notando con la participación de asociaciones como la ANIQ. Desafortunadamente un evento como la pandemia hizo ver a nivel mundial la importancia del plástico”.
Sobre este punto, es importante destacar que el plástico no sólo protege contra el COVID-19 en sus aplicaciones médicas, como cofias, batas, guantes, caretas, cubrebocas, entre otras, sino que también es clave en la manufactura de envases que preservan los alimentos, a la vez que son útiles para transportar comida a los lugares apartados, con lo que, desde el punto de vista de Humberto Quiroz, se optimiza la logística.
En tanto, Javier Salinas Aguilar, coordinador comercial en Braskem Idesa, informó que México ocupa el octavo lugar como generador de residuos plásticos Per cápita en América Latina, y aunque el reciclaje del PET (Polietilén Tereftalato) en México es un caso de éxito a nivel mundial, expresó que el mismo efecto debería replicarse con otros materiales, como en el Polietileno de Alta y Baja Densidad, ambos con un potencial enorme de reciclaje. 
Finalmente, Gerardo Pedra, gerente regional de Asuntos Gubernamentales y Reciclaje para LATAM en Dart de México, defendió a la Industria del Plástico de las voces que hoy juran que el sector se aprovecha de la pandemia para hacer negocios. 
La verdad hay oportunistas y más con la compra de alcohol en gel y otros artículos de limpieza y te van a vender al doble o al triple del costo que se debe, pero al día de hoy no conozco a nadie de la Industria del Plástico que me diga que ha aumentado sus ventas por el COVID-19”. 
Lo que es un hecho, describe, es que, después de ser uno de los materiales más atacados, “ahora se están viendo los beneficios de los mal llamados plásticos de un solo uso”. 
 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Translate »