IndustriaNoticias

Polillas que comen plástico: así es el proyecto SakhaXenos

Gracias a sus enzimas, cien larvas de polillas son capaces de devorar unos 100 gramos de plástico en un lapso de entre 10 y 12 horas.

Para muchos científicos, los plásticos no son el problema, sino la mala gestión de los desperdicios. Científicos rusos del laboratorio de biotecnología del Tecnoparque de Yakutia desarrollaron el proyecto SakhaXenos que busca utilizar polillas que comen plástico para impulsar el buen manejo de los desechos plásticos.

Por el momento, los integrantes del proyecto SakhaXenos han puesto en marcha una prueba piloto para sintetizar las enzimas de un tipo especial de polilla que ha aprendido a reciclar polímeros durante su crecimiento.

Yevgeny Popov, integrante de SakhaXenos, dijo al portal ruso Rosbalt, que la polilla de cera grande podría ser la clave en la lucha contra los polímeros dañinos con el medio ambiente. Por tal motivo, para 2021 los científicos desarrollarán una colonia de insectos que se alimentarán de plásticos.

Polillas que comen plástico

Gracias a sus enzimas, cien larvas de polillas son capaces de devorar unos 100 gramos de plástico en un lapso de entre 10 y 12 horas. La intención, explica Popov, es desarrollar una solución para reciclar plástico basándose en el ADN de estos insectos.

“Recibiremos la decodificación del ADN e intentaremos sintetizar esta enzima sobre la base de institutos científicos. A partir de la sustancia obtenida, crearemos una solución que se puede usar para regar los desechos plásticos ”, señaló Popov.

Cinco mitos sobre el impacto ambiental de los plásticos de un solo uso

¿Por qué larvas de polillas?

Las larvas de polillas comunes se alimentan usualmente de materiales orgánicos como pelos de animales, plumas, cuero, corchos o semillas. Las larvas empleadas en el proyecto son estimuladas en el consumo de distintos tipos de polímeros para tratar de desarrollar una solución de amplio espectro.

La meta será la creación de una solución capaz de destruir los plásticos que podría ser similar a la enzima destructora que posee la polilla de cera que ha vivido bajo ciertas condiciones y que se ha adaptado para alimentarse de polímeros.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Translate »