BioplasticosMaterias Primas

¿Poliuretano sostenible a partir de desechos de pescado? Es posible

Investigadores de la Memorial University of Newfoundland desarrollaron un proceso para convertir el aceite de pescado en un polímero similar al poliuretano.

El poliuretano sostenible a base de aceite de pescado podría no ser una idea tan descabellada y, por el contrario, podría ayudar a satisfacer una inmensa demanda por plásticos más sustentables.

La doctora Francesca Kerton es la investigadora principal de un ambicioso proyecto que busca desarrollar poliuretanos (uno de los plásticos más utilizados en aplicaciones diarias como zapatos, ropa, refrigeradores o materiales de construcción) a partir de desechos de pescados como (cabezas, huesos, piel y tripas).

«Es importante que comencemos a diseñar plásticos con un plan para el final de su vida útil, ya sea la degradación química que convierte el material en dióxido de carbono y agua, o el reciclaje y la reutilización», explicó Kerton.


Te puede interesar: Avient expande su cartera de termoplásticos de contenido reciclado (TPE)


Para elaborar el nuevo material, el equipo de Kerton utilizó primero aceite extraído de los restos de salmón del Atlántico, después de que el pescado se preparara para la venta a los consumidores. «Me parece interesante cómo podemos hacer algo útil, algo que incluso podría cambiar la forma en que se fabrican los plásticos, a partir de la basura que la gente tira», señaló Mikhailey Wheeler, un estudiante graduado que presenta el trabajo en la reunión.

Tanto Kerton como Wheeler pertenecen a la Memorial University of Newfoundland (Canadá) y forman parte de un equipo de investigación que busca desarrollar plásticos sostenibles.

Poliuretano sostenible

Según explican los investigadores, método convencional para producir poliuretanos presenta una serie de problemas medioambientales y de seguridad. Requiere petróleo crudo, un recurso no renovable, y fosgeno, un gas incoloro y altamente tóxico. La síntesis genera isocianatos, potentes irritantes respiratorios, y el producto final no se degrada fácilmente en el medio ambiente.

En un contexto en el que crece cada vez más la demanda de alternativas más ecológicas, se han desarrollado ya nuevos poliuretanos utilizando aceites de origen vegetal para reemplazar el petróleo. Sin embargo, estos también tienen un inconveniente: los cultivos, a menudo soja, que producen el aceite requieren tierra que de otro modo podría utilizarse para cultivar alimentos.

Es por esto que el pescado sobrante le pareció a Kerton una alternativa prometedora. El cultivo de salmón es una industria importante para la costa de Terranova, donde se encuentra su universidad. Una vez procesado el pescado, las partes sobrantes a menudo se descartan, pero a veces se extrae aceite de ellas. Kerton y sus colegas desarrollaron un proceso para convertir este aceite de pescado en un polímero similar al poliuretano. Primero, agregan oxígeno al aceite insaturado de manera controlada para formar epóxidos, moléculas similares a las de la resina epoxi. Después de hacer reaccionar estos epóxidos con dióxido de carbono, unen las moléculas resultantes con aminas que contienen nitrógeno para formar el nuevo material.

Una investigación prometedora

Los investigadores presentarán sus resultados en la reunión de primavera de la American Chemical Society (ACS). ACS Spring 2021 se llevará a cabo en línea del 5 al 30 de abril. Las sesiones en vivo se llevarán a cabo del 5 al 16 de abril, y el contenido a pedido y de redes continuará hasta el 30 de abril. La reunión presenta casi 9,000 presentaciones sobre una amplia gama de temas científicos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
Translate »