AP86Zona de Oportunidades

Potencial transformador para el sector

Emprender e innovar: startups en la pista del plástico

A partir de 2010 este fenómeno atrajo la atención y se considera ya la nueva manera de crear empresas

La innovación y la especialización en los sectores hacen cada vez más obsoleto el modelo de negocio tradicional, basado únicamente en fabricar productos y venderlos a un mercado fijo.

Ya no se trata sólo de salir y vender, sino de ganar una parte del valor que genera un producto con su uso. Por ello, surgen nuevas ideas de qué ofrecer, pero de forma dinámica y, en muchas ocasiones, sorprendentes.

El término startup, de acuerdo con la consultoría Deloitte, hace referencia a las empresas de reciente creación, enfocadas en la oferta de soluciones a sectores específicos, o bien a todos ellos de manera transversal. Son compañías marcadas por un fuerte componente tecnológico y altamente relacionadas con el entorno de Internet.

A diferencia de una Pyme, la startup se basa en un negocio que será escalable más rápida y fácilmente, haciendo uso de tecnologías digitales, por lo que solamente aplica cuando el proyecto está en el arranque.

Empresas como Facebook, Google, Airbnb o Uber, se consideran exitosos ejemplos de esta novedosa manera de hacer negocios.

El estudio “Startup América Latina 2016: Construyendo un futuro innovador”, elaborado por la OCDE, determinó que México, dentro de las naciones que conforman la Alianza del Pacífico, es el país que más apoya estas iniciativas.

Según AngelList, una base de datos utilizada por inversores que buscan información sobre startups para sus decisiones de inversión, Brasil es el país con el mayor número de startups en América Latina, seguido por México. Nuestro país es donde los ecosistemas de startups están más distribuidos en el territorio, con 32% en la Ciudad de México, 10% en Guadalajara y 8% en Monterrey.

La Industria del Plástico no queda exenta de esta nueva generación de empresas, debido a que, con más frecuencia, se requieren de ideas creativas que simplifiquen procesos, minimicen costos e impacten positivamente sobre el medioambiente, con el fin de satisfacer las necesidades del mercado.

Biofase es un ejemplo de una startup exitosa dentro del Sector del Plástico, la cual, a través de su tecnología, se convirtió en la única compañía de producción de bioplásticos en México y actualmente exporta a más de 11 países.

Su fundador, Scott Munguía, vio la oportunidad en el nicho de mercado que son los bioplásticos, al descubrir que el hueso de aguacate es una materia prima idónea para elaborar artículos de uso común, tales como cucharas, tenedores y cuchillos.

Otro ejemplo de esta nueva manera de hacer negocios es Derfaser, la cual desarrolla un material sustentable compuesto de chatarra de cuero y plástico (LSC) aplicado como materia prima en la impresión 3D.

El mercado de impresión aditiva crece rápidamente y esta startup ofrece una propuesta de valor que llena el vacío al ofrecer una alternativa mexicana en una materia prima de impresión 3D sustentable, con las ventajas de precio, tiempo de entrega y calidad.

Ecolam se une a la lista de empresas novedosas que inician su camino. Lo que ellos hacen es un aglomerado de residuos industriales de envases multicapa, compuestos de Polietileno de Baja Densidad (LDPE) y aluminio.

Obtienen el desperdicio industrial de plantas y, después de un proceso, fabrican láminas lisas y acanaladas. Las características que tienen es que son térmicas, acústicas, inoxidables, impermeables y más resistentes.

Rennueva, de quien ya hemos hablado en números anteriores, es una de las startups más conocidas con su tecnología dedicada al reciclaje de Poliestireno Expandido (EPS), mejor conocido como unicel.

Tal como lo expone el estudio de la OCDE, la creación de empresas innovadoras es un factor importante en el dinamismo innovador de un país, por lo que las startups rejuvenecen el tejido empresarial, incrementan la competencia para la innovación, introducen nuevos productos, servicios y modelos de negocio, crean nuevos mercados y ofrecen soluciones novedosas a problemas emergentes.

Su creación y expansión dependen de múltiples factores, como son la existencia de una buena base científica, un entorno favorable a los negocios y un sector financiero disponible a invertir en proyectos de alto riesgo a mediano plazo.

Así que, apostemos a que en el Sector del Plástico irrumpan más startups que traigan emprendimientos innovadores para el desarrollo productivo de México

 

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar