Practicidad y Ecología

Buenas noticias para el mundo de la creatividad y las reparaciones; un nuevo termoplástico de alta concentración viene a incluirse en la lista de plásticos caseros. Funplast es más versátil, duro, manejable, mecanizable y limpio que el resto de los termoplásticos del mercado.

Su utilización es muy sencilla: se calienta a más 60º C, se espera hasta alcanzar la transparencia adecuada y se moldea, posteriormente se puede añadir color, utilizando algún aditivo.

 A la facilidad en su manejo, hay un atributo que añadir: su reutilización. Los objetos que se fabrican con Funplast pueden volver a moldearse sólo hay que calentar y repetir el proceso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar