AP102OportunidadesTop

Programa de Alivio Económico para la Cadena de Suministro nacional

El Programa de Alivio Económico para la Cadena de Suministro Nacional consiste en apoyos de factoraje financiero, crédito revolvente, crédito simple y arrendamiento, elaborados de acuerdo con los requerimientos de operación de cada industria.

Sergio Ornelas del Bosque, socio de Equity Link, entidad financiera en México, moderó la conferencia de prensa que presentó el Programa de Alivio Económico para la Cadena de Suministro Nacional, dirigido al sector aeroespacial y automotriz.

El programa consiste en apoyos de factoraje financiero, crédito revolvente, crédito simple y arrendamiento, elaborados como trajes a la medida, en dólares o pesos, de acuerdo con los requerimientos de operación de cada industria.

Durante su intervención, Mario Antúnez, CEO de Equity Link, comentó que las empresas proveedoras solo tienen acceso, actualmente, al 20% del efectivo a través de sus facturas, “es decir, 135 mil millones de dólares están estacionados prácticamente como un cuello de botella”.


Te puede interesar: Privarsa, comunicación y trabajo en conjunto


Para evitar la quiebra de proveedores, el Consejo Nacional de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación (Index), la Industria Nacional de Autopartes (INA) y la Federación Mexicana de la Industria Aeroespacial (FEMIA) anunciaron una alianza con Equity Link.

Industria Nacional de Autopartes

Óscar Albín, presidente de la INA, mencionó que la manufactura de autopartes cayó un 20% en su volumen total debido al cierre de actividades que el sector experimentó por tres meses y medio debido al COVID-19.

Sin embargo, al margen de los inconvenientes originados por la pandemia, informó que a partir de julio –prácticamente todo el segundo semestre del año–, la industria se ha mantenido con volúmenes de manufactura tan altos como los registrados en el año 2019.

“La perspectiva para el 2021 –aseveró– es que el volumen de manufactura de autopartes se mantenga equivalente a lo que fue el 2019 o probablemente un poco más alto”.

Programa de Alivio Económico para la Cadena de Suministro nacional
Las previsiones de la AMIA para el sector automotriz son alentadoras.

Con 1,500 centros de manufactura de autopartes en toda la república mexicana y representando a más de 850 mil trabajadores directos, la INA identifica en el sector una gran necesidad de flujo de efectivo para comprar materia prima y contrarrestar el efecto financiero adverso que la crisis sanitaria dejó a su paso y que, según prevé el experto, seguirá impactando en los próximos 12 o 18 meses.

Cabe destacar que la INA abastece y manufactura componentes automotrices, principalmente para las fábricas de autos y camiones nuevos en Canadá y Estados Unidos.

Consejo Nacional de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación

Luis Aguirre Lang, presidente de Index, hizo hincapié en los alcances de la industria Automotriz y de Autopartes, y en las industrias Aeroespacial y Electrónica de alta tecnología.

A decir del especialista, se trata nada menos que de los principales sectores que contribuyen en cantidad de empresas, en generación de empleos, y también en la balanza comercial que realiza México con el mundo.

Con 2.9 millones de empleos formales ante el Seguro Social y 7 millones de empleos indirectos, representando a más de 6 mil 405 plantas maquiladoras y a más de 3 mil 500 empresas certificadas, Index estima en la industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación la pérdida de 120 mil empleos en el registro del Seguro Social como resultado del confinamiento en el periodo comprendido de marzo a mayo.

No obstante, comparados con más de 1 millón 200 mil empleos que se perdieron en el registro del Seguro Social, más la pérdida de los empleos informales, Luis Aguirre Lang considera que la industria fue un ejemplo de responsabilidad social por mantener y retener la mayor cantidad de su talento en tiempos difíciles.

Al mes de noviembre, los datos de la Secretaría de Economía arrojan 2 millones 985 mil colaboradores directos en 6 mil 405 empresas distribuidas en 26 estados de la República Mexicana… Tenemos la confianza de que, en el primer trimestre del próximo año, vamos a estar llegando a la recuperación total, estimamos tener una generación de empleos que rebasen los 3 millones 60 mil para el cierre del 2021… Hay buenos augurios en temas de inversiones, empleos y también están las ventajas que nos brinda el T-MEC”.

Señaló que la industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación siempre ha sido superavitario en la balanza comercial y responsable del 65% de las exportaciones de manufactura de nuestro país.

Federación Mexicana de la Industria Aeroespacial

La industria Aeronáutica es relativamente nueva, comparada con la industria Automotriz, sin embargo, a pesar de su reciente auge en la manufactura nacional, la industria Aeroespacial registra un promedio de crecimiento anual sobre el 14% en los últimos seis años.

De acuerdo con René Espinosa, presidente de la FEMIA, en México contamos con 368 plantas: “86% de ellas enfocadas en manufactura, 12% en la parte de mantenimiento y reparación de los aviones, y 11% en operaciones de diseño y de ingeniería”.

Según números del 2019, la industria Aeronáutica nacional, en exportaciones, representa 9.68 billones de dólares, por lo que, en los últimos años “logramos posicionar a México del número 10 al número seis en exportaciones respecto a nuestro mayor socio comercial Estados Unidos”.

Explicó que la industria tiene presencia en 19 estados y, hasta el 2019, los números marcaban arriba de 60 mil empleos directos. “A nivel mundial estamos posicionados en el número 12, participamos en un bloque económico tan importante como el de Norteamérica, pero también competimos con países de Europa del Este, Asia Pacífico y Norte de África”.

Apuntó que dos factores importantes golpearon la industria global en el 2020: 1) la situación del 737 MAX “…que afortunadamente sabemos está ya en recuperación” y 2) la pandemia de COVID-19 “…a diferencia de otras industrias, ésta tiene un impacto directo en las restricciones de vuelo, por eso hoy enfrentamos una de las crisis más difíciles de la industria de la Aeronáutica moderna”.

Comparado con los números del 2019, aseveró que este año la industria tendrá una reducción en las exportaciones de cerca de 25 a un 45%; en el peor de los escenarios 5.3 billones de dólares, mientras que la expectativa más positiva alcanzaría los 7.5 billones de dólares de exportación; también se prevé la pérdida de 20 mil empleos directos. Dentro de sus pronósticos, René Espinosa apunta al 2023 como el año en el que la industria Aeronáutica podrá regresar a los números del 2019.

Actualmente existe una oportunidad de un mercado equivalente a 5 mil millones dólares en manufactura de piezas aeroespaciales que pueden ser producidas en México y las oportunidades se abren más con acuerdos como el T-MEC”, además, con las guerras comerciales, “muchos OEMs y tractoras ya se acercan a México para relocalizar esa producción que tenían en Asia”.

A pesar del impacto en la aviación comercial, indicó que México presenta grandes oportunidades en segmentos muy importantes, como de defensa, de equipos no tripulados y de espacio exterior, “México ya comienza a tener una gran participación en la parte de observación del espacio, en proyectos que traemos en puerta con la NASA, con SpaceX”.

Programa de Alivio Económico para la Cadena de Suministro nacional
México tiene una participación importante en proveeduría de componentes aeroespaciales a nivel mundial.

Asociación Mexicana de la Industria Automotriz

Conforme a lo dicho por José Guillermo Zozaya, presidente de la AMIA, el 2020 fue un año muy afectado por la crisis del COVID-19. El ejecutivo dijo que se registró una disminución estructural de ventas en todos los mercados del mundo, y advirtió sobre los desafíos que representa para la industria los estándares de anticontaminación. Expuso, además, “…que la gran incertidumbre en torno a la cadena de suministro automotriz global se derivaba, especialmente, de los efectos secundarios de la guerra comercial que todos conocemos”, y también puntualizó que ha habido un aumento de los precios de las piezas y equipos de automóviles.

“Simplemente, en noviembre de 2020 hubo una caída de 23.4%, en enero-noviembre, un descenso del 28.9% respecto al mismo periodo del año anterior; en noviembre de 2020, la producción creció 1.4%: esto es un síntoma positivo y, durante enero-noviembre, la producción registró una caída del 22.5%; en noviembre de 2020, las exportaciones aumentaron un 4.7% y, durante enero-noviembre, las exportaciones registraron una caída del 23.6%”.

Aunque un poco lenta a lo esperado, la perspectiva de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz es de recuperación, “se estima que las ventas en México disminuirán 28.2% en todo el 2020, y que aumenten un 11% en el 2021”.

Para la producción, las previsiones de la AMIA indican una caída en 2020, de menos de 23.1% y un crecimiento moderado en 2021 del 12%. Para las exportaciones, sus previsiones muestran una caída del 23.8% en 2020, y un aumento del 12.5% en el 2021.

“Como podemos apreciar con base a estos números, si la caída ha sido fuerte, la recuperación está en camino, está en proceso… Una vez que la crisis sanitaria esté bajo control, como creo que empezaremos a ver en unos meses, cuando se tengan las vacunas, entonces la recuperación económica tomará un dinamismo mucho más rápido”.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Translate »