AP109AutomotrizTop

Rápido y eléctrico: ANSSATZ será el referente de la movilidad eléctrica en México

Las prestaciones de un vehículo eléctrico inteligente van más allá de la novedad. En cinco años, ANSSATZ será el referente en la industria mexicana para el mercado de vehículos eléctricos inteligentes.

Bernardo Urriza Arellano, Alfredo Quintero Tlacuilo y Gerardo Arizmendi Jiménez, egresados del Tecnológico de Monterrey, Campus Ciudad de México, armaron su primer automóvil eléctrico inteligente llamado ANSSATZ, nombre que parte de «Ansatz», una palabra muy utilizada en la física, como propuesta de solución a un problema matemático.

En Ambiente Plástico tuvimos la oportunidad de conversar con dos de los integrantes de este fantástico equipo y nos explicaron ¿por qué, hoy más que nunca, es importante migrar la manufactura automotriz hacia vehículos eléctricos inteligentes?, tema muy ad hoc al enfoque de robótica y automatización de este número de la revista.

De acuerdo con Alfredo Quintero, ingeniero en Tecnologías Computacionales, la industria automotriz es una de las más importantes en México y en el mundo, pero ésta está cambiando, principalmente, por dos razones fundamentales. La primera y la más evidente: “la preocupación medioambiental”. A decir del entrevistado, el cuidado al medio ambiente cobró mayor relevancia “a raíz de que México y otros países no cuentan con un plan adoptado de transición a energías renovables, tanto a nivel regulatorio como de accesibilidad económica”.


Te puede interesar: El transporte maravilla: de origen eléctrico… y con chispas mexicanas


En este sentido, el joven pionero en la manufactura de vehículos eléctricos en México apuntó que “los combustibles fósiles son finitos”, y que “se necesita una alternativa potencialmente más limpia para reemplazarlos”.

Rápido y eléctrico: las ruedas de la inteligencia

Por su parte, Bernardo Urriza, ingeniero en Telecomunicaciones y Sistemas Electrónicos, explicó que, un coche eléctrico, también provee la posibilidad de ser autónomo y “de mejorar el rendimiento en aspectos, como eficiencia energética y manejabilidad”.

El experto en automatización asevera que el “estado del arte proyecta que los vehículos autónomos salvarán más del 90% de las vidas que actualmente se pierden en accidentes viales por error humano”.

ANSSATZ MARK 1

Este vehículo es la demostración tangible de que es posible generar un coche eléctrico inteligente mexicano incluso desde el garaje de tres jóvenes entusiastas. El ANSSATZ MARK 1 es un diseño patentado y construido a mano que busca activar la movilidad eléctrica de la industria automotriz; es la carta de presentación de Bernardo Urriza Arellano, Alfredo Quintero Tlacuilo y Gerardo Arizmendi Jiménez.

“El reto principal se puede definir en una sola palabra: esfuerzo. Se requieren cientos de horas de trabajo efectivo y de auto aprendizaje para lograr algo así; por fortuna, este desafío no es difícil de vencer. Otros retos externos tienen que ver con la importación de componentes que no se fabrican en México, además de la falta de recursos económicos y de infraestructura para este nuevo emprendimiento”, señaló Bernardo Urriza.

En tanto, Alfredo Quintero hizo hincapié en que la adopción de coches eléctricos en México ha aumentado significativamente en los últimos años, “lo que indica que el mercado existe y va a una vertiginosa alza”. Apuntó también que la Ciudad de México, Monterrey y Guadalajara se están convirtiendo en epicentros de tecnología y talento, “tanto es así que empresas extranjeras lo están explotando, y es hora de que empresas mexicanas entren al juego”.

Las oportunidades del ANSSATZ MARK 1 en el mercado mexicano entusiasman a sus creadores. Bernardo Urriza subraya que este auto no está ligado a un esquema de producción establecida de años o comprometida con una cadena de proveedores, lo cual les permite a sus tres desarrolladores una libertad creativa y económica para, según su visión, “crear un diseño más simple, de menor costo y de menor mantenimiento”.

Rápido y eléctrico: las ruedas de la inteligencia

Y ¿el plástico? El empleo de este material es crucial en la industria automotriz. Como refiere este grupo de amigos y profesionales visionarios “normalmente un quinto de la masa de un vehículo es plástico, usualmente Polipropileno (PP), Poliuretano (PU) y PVC”. Además, en línea con la economía circular, a diferencia de otras industrias y, en el caso de ANSSATZ, es posible utilizar casi exclusivamente resinas postconsumo recicladas (PCR). “En nuestro caso, hacemos vasto uso de material PLA (Ácido Poliláctico) en piezas de bajo estrés, un plástico proveniente de compuestos orgánicos y altamente biodegradable”.

Características del auto

El ANSSATZ MARK 1 se basa en proveer prestaciones disruptivas: Cuenta con un movimiento omnidireccional en las ruedas, es decir, el vehículo se puede mover en cualquier dirección y en cualquier momento.

Es un automóvil lleno de tecnología: Está equipado con conectividad WiFi, Bluetooth, 4G, GPS, RFID, entre otras, que permiten al usuario localizarlo, configurarlo, activarlo y desactivarlo remotamente desde cualquier dispositivo.

Además, tiene una interfaz de usuario intuitiva y poderosa; y se puede hacer lo que en un teléfono inteligente, consola de videojuegos o computadora: ver series, jugar en línea y hacer llamadas, entre otras operaciones propias de la Industria 4.0.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
GDPR Cookie Consent with Real Cookie Banner