IndustriaNoticias

Reciclaje electroquímico: una nueva oportunidad para el PET

Tras un proceso de electrólisis y posterior separación, los investigadores consiguieron convertir un kilogramo de plástico sólido en diferentes productos químicos comercialmente valiosos, como el diformiato de potasio, usado comúnmente en la alimentación animal o gas hidrógeno combustible.

Científicos de la Universidad de Tsinghua, en Pekín, han desarrollado un nuevo proceso llamado reciclaje electroquímico, una solución que busca reducir los altos niveles de contaminación plástica y recuperar diferentes tipos de polímeros.

El artículo Electrocatalytic upcycling of polyethylene terephthalate to commodity chemicals and H2 fuel fue publicado esta semana en la revista Nature, y en el mismo, el equipo de Haohong Duan, autor principal del artículo, confirmó que han desarrollado una nueva manera de reciclar el Tereftalato de Polietileno (PET).

Según rescata el artículo, se estima que a la fecha se han producido más de 8 mil millones de toneladas de plásticos, y el 79% de ellos se desechan y se acumulan en vertederos o sistemas acuáticos. Aunque el enfoque en el reciclaje ha crecido considerablemente en los últimos años, las estrategias convencionales (como el reciclaje mecánico) sólo han tenido un éxito limitado, con tasas de reciclaje menores al 10%.

Generar H2 limpio con reciclaje electroquímico

La electrocatálisis puede ser impulsada por energía renovable (solar, eólica e hidráulica) que representa una estrategia sostenible y atractiva para generar H2 limpio a partir del agua en el cátodo y oxigenados de valor agregado a partir de compuestos orgánicos en el ánodo en condiciones suaves.


Te puede interesar: Herman Miller incrementará el uso de plástico recuperado del océano


Los investigadores han obtenido grandes avances en la transformación eficiente y selectiva de varios compuestos orgánicos, como alcoholes simples y oxigenados renovables derivados de la biomasa, y variedades de compuestos químicos carbonílicos valiosos. Sin embargo, el reformado electrocatalítico de residuos de PET en productos valiosos, destaca el artículo, está en gran parte inexplorado.

El equipo de Duan ha generado un catalizador a base de níquel y cobalto, elementos bastante abundantes en la tierra, que facilita la conversión del PET en productos de alto valor añadido a temperatura ambiente.

El nuevo catalizador es capaz de lograr alta actividad de reciclado y también una alta selectividad del producto, lo que permite una fácil separación del plástico en los diferentes monómeros y sustancias que lo componen. Así, tras un proceso de electrólisis y la posterior separación del producto, los autores consiguieron convertir un kilogramo de plástico sólido en diferentes productos químicos comercialmente valiosos, como el diformiato de potasio, usado comúnmente en la alimentación animal o gas hidrógeno combustible.

«La electrocatálisis puede ser impulsada por energía renovable -solar, eólica e hidráulica- lo que representa una estrategia sostenible y atractiva para generar hidrógeno limpio a partir del agua en el cátodo y productos oxigenados de alto valor añadido a partir de compuestos orgánicos en el ánodo», comentó Duan.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
GDPR Cookie Consent with Real Cookie Banner