AP84

Replasa: 25 años de una historia en los plásticos

Alianza que celebra sus bodas de plata

Realizadora de Plásticos, mejor conocida como Replasa, nació de la inquietud, “de las ganas de hacer algo en esta vida y desarrollar las habilidades que uno adquirió en sus estudios”, como lo expresa su fundador, Marco Elizondo, quien, en 1992 crea esta empresa “…con mi esposa, quien me ha apoyado muchísimo, ya que hemos estado juntos en las buenas y en las malas”.

Con un inicio difícil, debido a que sólo contaban con una máquina, se abocaron a buscar oportunidades de negocio con los contactos que tenían, muchos de los cuales aún continúan con ellos.

Iniciaron trabajando los pigmentos en polvo para todo tipo de plásticos. A lo que siguió el masterbatch para procesos de aplicación, como inyección y extrusión. “Empezamos a elaborar colores a la medida del cliente, ya sea para película, para fabricación de botellas, cajas de leche o refresco”, recuerda.

Cuando empezó a crecer la demanda, reinvirtieron lo obtenido hasta ese momento y compraron una segunda máquina, después de la cual le siguieron más, hasta alcanzar ocho líneas de producción, siempre con equipos de última generación. Cuentan también con un laboratorio de desarrollo de color, un área de experimentación, que consta de máquinas de extrusión piloto, así como máquinas pequeñas, también para hacer pruebas. Además, “tenemos nuestro laboratorio de control de calidad, que es donde evaluamos el producto terminado y en donde seguimos los estándares que demanda el mercado”, afirma el entrevistado.

Con clientes que se concentraban en la Industria del Envasado, la empresa ha crecido en diversidad de sectores y sigue la filosofía de distinguirse a través de una calidad constante, una mayor competitividad y la selección de proveedores confiables. Como él mismo dice: “competimos con empresas trasnacionales, y la experiencia nos ha dicho que cada día lo debemos hacer mejor, innovando”.

Un elemento que los distingue es el trabajo de investigación y desarrollo. Eso les permite atender demandas específicas, ya que, “lo que hacemos no es de línea, todo es desarrollado a la medida del cliente, el cliente nos da sus especificaciones y nosotros las cumplimos a cabalidad en cuanto a calidad, tiempo y costos”, comenta Marco Elizondo.

Con una producción de 60 toneladas por mes, el director de Replasa asegura que “el futuro nadie lo tiene asegurado, pero creo que es bastante bueno. En los nuevos plásticos hay mucha oportunidad de introducir productos de color y efectos especiales, lo que nos abre un panorama muy amplio de participación”.

Aurora, parte fundamental de la empresa, interviene y comenta que un elemento que les ha permitido crecer y tener éxito, son el cumplimiento de las leyes fiscales y administrativas, así como el ser justos con sus empleados.

Y expresa que es imprescindible “…tratar de entender que una empresa necesita tener orden porque es parte fundamental para seguir en el mercado”.

Respecto de su personal, cuentan con trabajadores con una antigüedad similar a la de la propia empresa, debido a que han creado un círculo de confianza, en el que se capacita y se retribuye como la ley lo marca y aún más. Por lo que su filosofía se basa en una frase: “Justo con tus empleados, cumplido con tus clientes”.

En cuanto a su experiencia como mujer de empresa y madre de familia, la tarea ha sido ardua, “pero satisfactoria”, porque en un país como México, en el que hay muchas mujeres trabajadoras, “tienes que redoblar esfuerzos si quieres que todo salga bien. Sin embargo, considero que no hay que ser aprehensiva en todo y aprender a delegar”.

Con una mezcla de emociones, Aurora considera que esta empresa le ha dejado enormes experiencias, mismas que le han permitido, a ella y a su esposo, “dar ejemplo de autosuficiencia y con la capacidad de salir adelante siempre”.

Para este matrimonio, Replasa es parte de su familia. Les ha permitido la posibilidad de generar fuentes de trabajo, al mismo tiempo de haber visto a sus hijos crecer, volverse independientes y exitosos en los ramos profesionales que eligió cada uno de ellos.

Así se cuenta una historia de 25 años: “Muchas gracias a los que han participado dentro de esta gran empresa a lo largo de todos estos años. Doy gracias a Dios y a cada uno de los empleados, clientes y proveedores que nos han permitido llegar hasta aquí”.

 

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar