AgrícolaAP99Expertos OpinanMercados

Riego por goteo: El plástico en la producción agrícola

En su artículo, Manuel Bárcenas, TS&D Packaging and Specialty Plastics de Dow, habla sobre las ventajas del riego por goteo, así como de los materiales empleados para esta actividad.

La agricultura y el campo son la base del desarrollo autosustentable y riqueza económica de las naciones. Con esta actividad se producen alimentos para consumo humano, pasto para la ganadería y materias primas para la industria textil. También hay que destacar que el riego por goteo es el segundo sistema más utilizado por los agricultores en México y disminuye hasta en 80% el gasto de agua.
De acuerdo con la Encuesta Nacional Agropecuaria realizada por el INEGI en 2017, la superficie agrícola total de las unidades de producción en México es de 32,406,237 hectáreas, de las cuales el 80% (25,595,475 ha) utilizó la modalidad de agricultura temporal (aprovecha el agua de la precipitación pluvial y depende enteramente de ésta para mantener la humedad en la superficie del cultivo) para su producción, y el 20% (6,810,762 ha) restante sistemas de riego.
Los sistemas de riego, que se clasifican de acuerdo a la forma en que se aplica el agua en los campos de cultivo: 1) gravedad o robado, el agua se distribuye mediante canales formados a lo largo del campo dispuesto en declive; 2) aspersión, tuberías conectadas que giran para esparcir el agua circundante y/o soluciones móviles autopropulsadas por sistemas complejos de tuberías y motores eléctricos; y 3) goteo, tuberías con goteros adaptados o perforaciones que permiten la salida del agua, se emplean para distribuir el líquido eficientemente sobre la superficie del suelo.

Aplicaciones efectivas

El método de riego más utilizado en 2017 fue el de irrigación por gravedad con un 70.8%, mientras que el goteo se posicionó en segundo lugar, con un 15.6%, un incremento de 5.9% respecto al año 2012. Esta modalidad promueve el crecimiento selectivo de las plantas, al mantener la humedad de zonas específicas mediante el control de la cantidad de gotas de agua que se depositan en el suelo.
Adicionalnente, se aprovechan las líneas de riego para llevar a cabo la fertirrigación, o incorporación de fertilizantes que llegan a las raíces de las plantas, lo que evita el crecimiento de la hierba, y el uso de herbicidas. El riego por goteo, comparado con el de gravedad o rodado, genera ahorros significativos en el gasto del agua (de 30% a 80%) y un aumento en la productividad del campo (entre 5% y 50%).

La cereza del pastel

Las líneas de goteo en los sistemas de irrigación incluyen cintas y tubos hechos de Polietileno (PE), con emisores o goteros que facilitan la salida del agua. Las primeras, se utilizan en cultivos de vegetales y están conformadas por un tubo plano comúnmente con 20 mm de diámetro y de pared delgada (0.10 a 0.60 mm). Los segundos, se emplean en cultivos perenes, debido a que su tiempo de vida útil puede alcanzar hasta 12 años, habitualmente tienen diámetros de 14 a 38 mm y espesor de pared de 0.80 a 1.20 mm.
La eficiencia y duración de los sistemas de riego por goteo dependen de varios factores que impactan directamente el desempeño, tanto de las cintas, como de los tubos, elementos que consideran: el caudal volumétrico de agua, distancia entre goteros, espesor de pared, diámetro y exposición a la intemperie, entre otros. Para enfrentar estos retos se requieren sistemas que cuenten con una excelente resistencia al agrietamiento por estrés ambiental, a la presión, a la oxidación y a la intemperie, de manera que la metodología se pueda aprovechar al máximo durante su tiempo de vida útil.
 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Translate »