AP92Regional

Riesgo estratégico de las energías limpias

En México, el 62% de la electricidad se genera a partir de gas natural.

Las energías renovables tienen un desarrollo relevante a nivel mundial gracias a tres ejes fundamentales: 1) reclamo generalizado para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero; 2) incremento del consumo de energía en todo el mundo; y 3) el hecho de que los combustibles fósiles se agotarán o ya no será económicamente viable obtenerlos.

En México, la creciente demanda de gas natural se atiende con incrementos en las importaciones. En promedio, en 2017, representaron 84% del consumo nacional. Sobre este punto, es importante mencionar que alrededor del 94% provienen de Estados Unidos, cuando otros países con alta dependencia externa, superior al 90%, ninguno importa más del 52% de un solo proveedor.

Soluciones estratégicas

De acuerdo con la Comisión Reguladora de Energía (CRE), para alcanzar la seguridad energética se debe diversificar en los siguientes aspectos: Fuentes de suministro, Fortalecer la producción nacional, Aprovechar las oportunidades de acceder a energías más económicas, Adquirirla de diferentes proveedores, Desarrollar distintas rutas logísticas, Utilizar diversos medios de transporte, almacenamiento y distribución, Impulsar sistemas energéticos redundantes, Diversificar la matriz energética, No depender de una sola fuente de energía, Potenciar el despliegue de energías limpias y Promover la innovación y la integración de nuevas tecnologías.

Asequible, fiable, sostenible y moderna

La energía es central para los grandes desafíos y oportunidades a los que hace frente el mundo actual. Ya sea para los empleos, la seguridad, el cambio climático, la producción de alimentos o para aumentar los ingresos, el acceso a la energía es indispensable.

En relación al Plan Nacional de Desarrollo (ODS y PND), los objetivos sostenibles, al año 2030, buscan garantizar la disponibilidad de recursos energéticos y un medio ambiente con equilibrio ecológico, producir energías con tecnologías propias y sustentables, fortalecer la capacidad de generación del país con plantas hidroeléctricas y geotérmicas, recuperar la vocación limpia y renovable de CFE, con la generación de energía renovable, crear una política soberana ante el cambio climático y responsable, y establecer una política energética que acompañe las acciones para revertir el impacto ambiental.

Acciones a implementar

Para consolidar el sector de renovables en México, se debe poner en marcha la Red Eléctrica Inteligente (Smart Grid) que optimice al máximo la distribución, así como desarrollar un mercado de almacenamiento para abastecer a toda la cadena de valor, además de incrementar los instrumentos para la promoción de energías renovables bajo mecanismos de mercado con costo cero para el gobierno, tales como: Subastas Eléctricas y Emisión de Certificados de Energías Limpias.

En este sentido, y a fin de alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible que se acordaron en las Naciones Unidas en septiembre de 2015, los inversionistas institucionales y los organismos multilaterales alrededor del mundo se convirtieron en instrumentos estratégicos para movilizar el financiamiento hacia activos y proyectos.

También hay que tomar en cuenta que el Acuerdo de París, que entró en vigor a finales de 2015, estableció compromisos nacionales para la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero con el propósito de limitar el calentamiento global a 2° C.

Noruega, un ejemplo de vanguardia energética

El correcto manejo de los recursos naturales bajo un marco regulatorio estable, llevó a Noruega a colocarse como el país europeo con más reservas de petróleo y gas natural.

El 98% de la matriz eléctrica se compone por energías limpias, y en esta eficacia, los vehículos eléctricos conforman el 39% de las ventas totales anuales. 

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar