Equipos AuxiliaresRobots

Robotización, sinónimo de empleo 

Por Manuel A. Sordo, General Manager para Latinoamérica de Universal Robots

La automatización y la introducción de robótica se han convertido en la prioridad de muchas empresas, países y economías que buscan liderar el mercado y mantener un margen diferencial frente a sus competidores, puesto que agilizan procesos productivos y reducen costes de producción.
Aunque las voces más polémicas siguen alarmando sobre la desaparición de puestos de empleo, la realidad de los países más avanzados en materia de robótica industrial demuestran todo lo contrario.

Retos y oportunidades

Países como Japón, Corea del Sur o Singapur son de los más robotizados y los que más recursos han invertido en procesos de automatización para que sus empresas estén a la cabeza.
En el caso de Europa, Alemania, Bélgica o España no han dudado en aprovechar estas herramientas como valor diferencial y para mejorar su competitividad.
Los retos, sobre todo para las PyMEs, no es tanto la inversión necesaria para automatizar sus procesos, sino el cambio de mentalidad y de cultura de empresa que les permita adaptarse al nuevo contexto tecnológico.

¿Tecnología cara o accesible? 

Robots colaborativos (cobots), como los de Universal Robots, son asequibles para todo tipo de empresas. Además, es importante mencionar que casos prácticos alrededor del mundo indican que la producción 4.0 de las industrias va acompañada de una necesidad de aumento de las plantillas.
Integrar cobots se traduce en: Incremento de la producción, Reducción de costos, Mayor aprovechamiento de recursos y materiales, Disminución de productos defectuosos o que no cumplan los estándares de calidad, y Aumento y eficiencia de la productividad.

Robótica colaborativa 

La industria de la Automoción, junto a la Metalúrgica, la de Plásticos o la Electrónica son solo algunas de las que han recurrido a los robots colaborativos para ponerse al día en la era 4.0.
Con cobots en las cadenas de producción se han solucionado muchas de las exigencias actuales del mercado, como producciones más flexibles o procesos productivos más eficientes y sostenibles.
Con el uso de la robótica en Automoción, se han automatizado procesos que requieren mucha precisión, como el moldeo de piezas o su ensamblado: El cobot adapta su fuerza o velocidad de trabajo, según el material que está manejando, o bien, la delicadeza requerida.
Junto a estas tareas básicas en la cadena de montaje, los brazos robóticos también son capaces de realizar simultáneamente exhaustivos controles de calidad.
Empresas en el ramo de la Metalurgia o de Plásticos y Polímeros, mejoran la calidad del producto final y la reducción de costos, puesto que minimizan la generación de piezas defectuosas.
Asimismo, hay que considerer que los cobots han sido diseñados para trabajar cerca de las personas: Cuentan con sensores y parámetros que hacen que la intensidad de su actividad se modere ante la presencia humana, creando espacios de trabajo más seguros.

En conclusión…

De acuerdo con el panorama internacional, toda empresa que quiera formar parte de la era de la automatización necesita creer menos en los falsos mitos sobre la robótica y apostar más por la automatización.
Entre las PyMEs con futuro, no solo se encuentran aquellas que operan en el ámbito de las TIC (Tecnologías de la información y la comunicación) y la innovación, ya que también destacan las que adoptan robots colaborativos para automatizar sus procesos.
 
 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Translate »