AP94SostenibilidadTop

Innovación y compromiso en el manejo responsable de residuos

Por Mónica Conde

En un importante evento en la Ciudad de México, que se llevó a cabo el 20 de agosto de 2019, Daniel Servitje, presidente y CEO de Grupo Bimbo, anunció el progreso de su exitoso programa de envases biodegradable d2w con su socio tecnológico, y proveedor, Symphony Environmental Technologies.

El proyecto de envases biodegradables d2w se lanzó por primera vez en la Ciudad de México en 2008 como parte de un plan estructurado para mejorar la gestión de residuos y controlar la vida útil de materiales plásticos. Esto ha dado como resultado que el 100% de los envases mexicanos de Grupo Bimbo sean adecuados para esta tecnología que permite convertirlos en biodegradables y reciclables.

Daniel Servitje, refrendó el compromiso de esa compañía con el planeta y aseguró que la firma no sólo protege los alimentos que comercializa, sino que atiende aspectos de carácter ambiental.

“La problemática de los plásticos en los ecosistemas se debe al manejo incorrecto de los materiales post consumo. Estos no son incorporados a un ciclo de reciclaje y la responsabilidad es compartida entre usuarios y marcas”.

Bajo ese contexto, Daniel Servitje dijo que la multinacional mexicana lanzará en octubre el primer envase 100% compostable. El pan Bimbo Vital será pionero en el uso de esta tecnología y, de acuerdo con el directivo, su envoltura se podrá disponer junto con los residuos orgánicos.

De forma adicional, indicó que el 100% de los empaques de Bimbo en México que pueden incorporar tecnología d2w (bajo la norma ASTM 6954-18), ya son biodegradables, lo que significa que en caso de no ser dispuestos correctamente en sistemas de reciclaje y/o rellenos sanitarios, alcanzan un proceso total de biodegradación ante los elementos naturales.

“Estos productos se descomponen, y sirven como alimento para bacterias presentes en el medio ambiente”.

También se anunció que los materiales que la firma reciclará son el Polietileno de Baja Densidad (LDPE) de Bimbo/Tía Rosa (bolsas de panes, bollos y tortillinas), el BOPPtransparente de Marinela/Suandy (bolsas de pasteles y panes dulces, botanas saladas y confitería), y el BOPP-metalizado de Barcel (bolsas de botanas saladas).

Paralelamente, este programa está reforzado por la reducción de consumo de plásticos debido a la disminución del calibre de envases, junto con un logro estimado de reciclaje del 97% en plantas mexicanas.

Michael Laurier, CEO de Symphony, dijo: “Ha sido un reto y un privilegio trabajar con Grupo Bimbo durante once años y asegurar que sus envases cumplan con los más altos estándares técnicos y ambientales. Hemos invertido mucho en excelencia científica y técnica para que esto suceda y estamos orgullosos de asociarnos con una de las firmas más exitosas y responsables del mundo”.

Tanto Symphony como Grupo Bimbo están comprometidos con una economía circular, pero existen envases que se escapan al entorno abierto que no se pueden recolectar para su reciclaje, el compostaje o cualquier otra técnica sostenible. Para ello, está diseñada la tecnología d2w que permite hacer biodegradables dichos elementos de manera que pueden ser reciclados de nuevo en la naturaleza mediante microorganismos de origen natural.

Gobierno: Inversión Millonaria

Claudia Sheinbaum, jefa de gobierno de la Ciudad de México, recordó que en el Día Mundial del Medio Ambiente, el gobierno de la CDMX presentó el Programa Integral de Medio Ambiente y Cambio Climático 2024.

La mandataria destacó que dicha iniciativa consta de siete ejes fundamentales:

1) Revegetar la ciudad. El reto representa el cultivo de cinco millones de plantas y árboles, y se espera replicar la misma cantidad el siguiente año.

2) Rescatar los cuerpos de agua. El proyecto contempla al Canal Nacional y a los ríos de los Remedios, San Buenaventura y Magdalena. La inversión será permanente desde ahora hasta el último año del gobierno actual.

3) Basura cero y economía circular. Con el propósito de reubicar una planta de transferencia y una de selección de residuos sólidos, se invierte 400 millones de pesos en Vallejo, Azcapotzalco. El plan busca prescindir de los rellenos sanitarios para el año 2030, y hacer de la CDMX una entidad 100% reciclable.

Según refirió Claudia Sheinbaum, la idea es reindustrializar Vallejo de manera sustentable. “Con esta inversión, y en colaboración con las empresas, el gobierno pretende generar un esquema de reciclamiento de los residuos sólidos, particularmente de los plásticos”.

Calidad del agua, Movilidad integrada y sustentable, así como el Manejo sostenible del agua y Ciudad solar, completan la lista de objetivos del Programa Integral de Medio Ambiente y Cambio Climático 2024.

En relación al último punto, explicó que el proyecto considera la introducción de paneles solares en los techos de la central de abasto, cuyo financiamiento se vincula con distintos inversionistas.

“Si no tenemos grandes aliados: empresarios de la ciudad y sociedad, no podemos avanzar hacia una ciudad sustentable. Como siempre no es una tarea exclusiva del gobierno de la Ciudad de México”.

Aditivos Oxo-Biodegradables

Posterior al evento, se llevó a cabo un panel donde participaron actores afines a la Industria del Plástico para exponer las distintas acciones que se toman para enfrentar los grandes ataques que hoy existen en contra de los plásticos.

Aldimir Torres Arenas, presidente de la Anipac, reconoció que como industria es importante aceptar que el problema existe y que se debe resolver para minimizar los impactos que generan los desechos plásticos. De esta forma, la asociación ya firmó el compromiso internacional promovido por la Fundación Ellen MacArthur denominado “New Plastics Economy Global Commitment”.

Alethia Vázquez Morillas, profesora investigadora de la UAM Atzcapotzalco, institución donde se han estudiado y cuantificado, desde hace varios años, los diferentes plásticos que hay en los residuos que se generan, y qué sucede en los diferentes entornos a los que pueden llegar, explicó en detalle la investigación que llevaron a cabo para demostrar que las películas aditivadas con d2w que utiliza Bimbo, logran degradarse y no causan efectos negativos en el crecimiento de plantas ante el sustrato que se produce, además de que no genera microplásticos.

Michael Laurier, director ejecutivo de Symphony Environmental afirmó que hoy en día las recientes investigaciones científicas proveen evidencia clara y concluyente de que los plásticos oxobiodegradables resultan eficaces en facilitar una degradación significativamente mucho más rápida que cuando no se utiliza esta tecnología.

Por su parte, Mauricio Yáñez, director de la empresa Polymer Solutions, representante en México de Simphony, esclareció que el uso de estos aditivos que promueven la degradación de los plásticos no afecta las corrientes de reciclado. Esto se demostró a través de un estudio de campo donde se reciclaron desechos de envases de Bimbo de Polietileno de Baja Densidad (LDPE) y Polipropileno Biorientado (BOPP) transparente y metalizado, todos aditivados con d2w, en combinación con otros residuos no aditivados y se obtuvieron distintos productos como una caja agrícola, la cual, alcanzó el mismo nivel de propiedades que cuando no se integran dichos desechos oxo-biodegradables.

Para finalizar, Anne-Marie Delort, de la Universidad Blaise Pascal de Francia, hizo una explicación detallada sobre la degradación de los polímeros, particularmente Poliolefinas –Polietileno (PE) y Polipropileno (PP)– cuando se utilizan aditivos pro oxidantes elaborados con compuestos de Manganeso y Fierro, y cómo se evalúa el crecimiento de microorganismos tras ocurrir una primera fase de oxidación que convierte las cadenas del polímero en oligómeros.

Es un proyecto muy importante porque evalúa los plásticos en ambientes marinos. Se incluyen los plásticos oxo-biodegradables donde ya se identificaron los microorganismos que biodegradan los polímeros en mar y tierra.

Actualmente biodegradan los plásticos en laboratorio, y con Carbono 13 demuestran que el carbono del polímero es utilizado por las células para incorporarlo a su organismo o es exhalado como CO2. El estudio busca entender

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar