ProcesosReciclado

Site Zero: la planta de reciclaje de última generación de Suecia

La nueva instalación será climáticamente neutra, con cero emisiones y estará propulsado por energía renovable.

La empresa Swedish Plastic Recycling (Svensk Plaståtervinning) invirtió mil millones de coronas suecas, para desarrollar una Site Zero, una planta de reciclaje de plásticos de última generación en su instalación existente de Motala, Suecia. La nueva operación podrá reciclar todos los envases de plástico de los hogares suecos, sin emisiones de dióxido de carbono (CO2).

La nueva instalación de 60.000 m2 / 645.835 pies cuadrados se completará en 2023.

“Estamos duplicando nuestra capacidad y podremos manipular 200.000 toneladas de envases de plástico al año. Esto crea las condiciones necesarias para recibir y eventualmente [reciclar] todos los envases de plástico de los hogares suecos ”, señaló Mattias Philipsson, director ejecutivo de Swedish Plastic Recycling, en una declaración preparada.


Te puede interesar: Herman Miller incrementará el uso de plástico recuperado del océano


Swedish Plastic Recycling opera un sistema a nivel nacional para recolectar y reciclar envases de plástico en Suecia, un país con una legislación de responsabilidad del productor extendida que afecta a más de 10,000 empresas.

La instalación actual de Motala, que según Swedish Plastic Recycling ya es la instalación de reciclaje más eficiente de Europa, procesa actualmente cuatro tipos de plástico. Cuando Site Zero esté operativo, podrá clasificar y reciclar 12 tipos de residuos:

  • Envases rígidos de polipropileno (PP)
  • Película de PP
  • Polietileno de alta densidad (HDPE)
  • Polietileno de baja densidad (LDPE)
  • Bandejas y botellas de Tereftalato de Polietileno (PET), tanto de color como transparentes
  • Poliestireno (PS)
  • Poliestireno expandido (EPS)
  • Cloruro de polivinilo (PVC)
  • Dos grados de mezcla de poliolefinas
  • Metal
  • Residuos no plásticos.

En Site Zero, cualquier pequeña pieza de plástico que quede después de la clasificación se separará y se enviará al reciclaje químico o se convertirá en nuevos productos compuestos. Swedish Plastic Recycling utilizará almacenamiento de captura de carbono (CCS) para la pequeña cantidad de desechos que no se pueden reciclar. No se incinerará ningún embalaje.

Site Zero estará completamente automatizado, utilizando 60 sensores de infrarrojo cercano (NIR) para clasificar a lo largo de una cinta transportadora de aproximadamente 5 km / 3,1 millas de largo.

«También nos estamos preparando para el lavado y granulación del plástico en la fase dos, que está prevista para 2025. Entonces todo nuestro flujo de plástico en Suecia puede volverse circular», dijo Philipsson. Para 2023, Site Zero empleará de 150 a 200 trabajadores, frente a los 80 actuales.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Translate »